Cómo preparar Merengue

Aquí te enseñamos a hacer merengue cocido, una repostería dulce, irresistible, empalagosa y tentadora como ninguna.

94% de votos positivos

Receta de Merengue

El merengue es una crema ligera y suave. A menudo se la confunde con el merengue francés, aunque en realidad son lo mismo. También hay otras variantes similares, como el merengue italiano o el suizo, cada uno con sus características que la hacen mas o menos firme.

Merengue cocido en placa para horno

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Hacer merengue es sencillo, el secreto radica en el horneado. Necesita un gran tiempo de cocción a temperatura muy baja.

Ingredientes

  • 4 claras.
  • 1 pizca de sal fina.
  • 250 gramos de azúcar molida.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

¿Cómo se hace el merengue?

Hacer merengue es sencillo, el secreto radica en el horneado. Necesita un gran tiempo de cocción a temperatura muy baja, para que se seque muy bien y no se aplaste. Sigue estos pasos:

  1. 1. En un bol, coloca las claras y bate con la sal hasta que esté bien consistente. Estará a punto cuando al tomar un poco con un tenedor, se formen picos sin desarmarse.
  2. 2. Añade el azúcar en forma de lluvia, mientras revuelves con movimientos lentos y envolventes.
  3. 3. Incorpora la esencia de vainilla.
  4. 4. Coloca el merengue dentro de una boquilla de boca ancha y forma copos sobre una placa previamente enmantecada y enharinada. Espolvorea con un poco de azúcar.
  5. 5. Lleva al horno moderado-suave por 60 minutos, hasta que queden bien sequitos.

Una receta ideal para disfrutarlos es hacer estos bocaditos de merengue bañados en chocolate.

Consejos para unos merengues perfectos

Como toda repostería, el merengue tiene algunos secretitos que nos ayudan a que salgan perfectos.

  1. 1. Las claras deben estar completamente limpias, es decir, sin una pizca de yema y a temperatura ambiente. Nunca utilices huevos de la nevera.
  2. 2. Para que el azúcar esté bien seca, conviene tamizarla varias veces antes de usar.
  3. 3. La sal nos permite lograr unas claras más firmes.
  4. 4. Si no tienes manga, usa una cuchara grande para repartir las porciones y formar los conos.
  5. 5. La temperatura del horno debe ser mínima, para que se sequen por dentro sin que se quemen por fuera. No abras la puerta antes de los primeros 30 minutos.
  6. 6. Si el día es muy húmedo, el tiempo de cocción debe ser más prolongado, para que se sequen bien y no queden gomosos.
  7. 7. Recuerda que también puedes prepararlos en el microondas siguiendo estas instrucciones.
  8. 8. Para obtener merengues con un toque de sabor, agrega a las claras batidas la ralladura de un limón o naranja, una pizca de café o chocolate, aromatizante de almendras, coco, etc.

Estos merengues cocidos se pueden comer solos, ideal para rellenarlos con este dulce de leche casero, con una crema chantilly clásica, o incluso crema pastelera.

"Para lograr un merengue perfecto, las claras deben estar completamente limpias, sin una pizca de yema y a temperatura ambiente."