Cómo hacer Café Irlandés con Sirope de Whisky

Convierte la hora del postre en una delicia digna de reyes, con esta propuesta para hacer un delicioso café irlandés con un sabroso sirope de whisky.

Cómo preparar cafe irlandes con sirope de whisky. Receta de café irlandes con sirope de whisky. Receta de sirope de whisky y cafe irlandes

© Depositphotos.com/Milacroft

Este café irlandés es una verdadera delicia que puedes disfrutar frío o caliente.

Receta de Café Irlandés con Sirope de Whisky

Hace un tiempo nos encontramos con una delicia genial que nos inspiró a probar nosotros mismos. Esta receta se inspira en la de Jessica Merchant, y hoy queremos rendirle merecido homenaje con nuestra versión de café irlandés con sirope de whisky.

Puedes beberlo frío o caliente, agregarle crema si quieres, y hasta incorporar tus propios sabores, como canela en polvo, clavo, nuez moscada, chocolate rallado, o lo que quieras. Es una receta versátil, que maravillará a tu paladar a la hora del café, o también en el momento de los cócteles.

Receta de sirope de whisky

El primer paso es hacer con anticipación el sirope, de modo de concentrar sus sabores y quedar justo para esta sabrosura. Para prepararlo en cantidad suficiente para unas cuatro tazas o vasos, dependiendo de cuánto uses, necesitas:

  • 2 tazas de azúcar moreno
  • 1 taza de whisky, escocés, de una malta o el que prefieras
  • ½ taza de agua mineral
Preparar cafe irlandes con sirope de whisky. Preparación de un café irlandes con sirope de whisky

Agrega la crema lentamente para que flote y decora con crema batida e hilos de sirope.

© Depositphotos.com/yekophotostudio

En una olla pequeña, disuelve el azúcar moreno en el agua. Agrega luego el escocés, revolviendo bien para integrar, y lleva al fuego medio-bajo, revolviendo constantemente hasta que comience a burbujear suavemente. Reduce el fuego si lo notas necesario (si el hervor es muy fuerte). Cocina por unos minutos hasta que notes que la preparación espesa levemente, logrando así la consistencia de sirope o de miel caliente. Retira del calor y deja enfriar completamente, y agrega esencia de vainilla, extracto de naranja u otro sabor, si lo deseas. Envasa en una botella plástica con pico vertedor, o en una jarra pequeña.

Preparación del café irlandés

Lo más importante al hacer esta receta es usar como base un café sabroso, perfumado, y con un sabor profundo. Para una taza alta o un vaso grande necesitarás:

  • 240 cm3. (unas 8 onzas) de café ya preparado
  • 1 cucharada (15 cm3.) de whisky, el que prefieras
  • 3 cucharadas de crema de leche (nata para batir)

Prepara el café con el agua justo antes de su punto de ebullición, deja infusionar, y filtra, o hazlo con la máquina. Si vas a servirlo caliente, pon el café en la taza, agrega el escocés y 2 o más cucharadas del sirope. Revuelve suavemente para integrar. Finalmente, añade la crema sin batir muy lentamente, para que flote por encima de la bebida oscura, y sirve unas gotas más del sirope a modo de decoración.

Si vas a servirlo frío, deja el café preparado a temperatura de ambiente, o dentro de la nevera. Pon hielo picado dentro de un vaso alto, y sirve el café. Mézclalo con una a dos cucharadas de escocés, y dos o más cucharadas del sirope. Agrega por encima la crema de leche sin batir, y unas gotas más del sirope.

Presentación

Ya sea que lo bebas frío o caliente, siempre es bueno darle la mejor presentación posible. Incorpora una porción de crema batida o de crema chantilly por encima, y espolvorea con canela en polvo, o chocolate amargo rallado finamente (o cacao amargo en polvo).

"Ya sea que bebas frío o caliente, siempre es bueno darle la mejor presentación posible. Incorpora una porción de crema batida o de crema chantilly por encima, y espolvorea con canela en polvo o chocolate rallado."

También puedes usar crema de coco sin fundir, en menor cantidad, o solamente espuma de leche fría. Otra opción es dejar reducir parte del sirope al prepararlo, para lograr un jarabe más denso que uses para decorar la crema o la espuma de este delicioso y tentador café irlandés con sirope de whisky.

"Lo más importante al hacer esta receta es usar como base un café sabroso, perfumado, y con un sabor profundo."