Cómo cocinar huevos

¿Te apetece cocinar huevos duros, o ‘huevos cocidos’, para sumar proteínas a tu dieta? Quizás tienes que decorar ensaladas, o sorprender a ese alguien especial con estos simpáticos huevos duros con forma de corazón… ¡todo es posible! Sólo sigue estos consejos para que tus huevos hervidos resulten siempre perfectos.

Te puede interesar: Cómo cortar Huevos Duros sin romper la Yema

Técnica y consejos para hacer un huevo duro

1) Lo primero es lavar el huevo (la cáscara) y fijarnos que la cáscara esté sana.
2) Luego, los sumergimos en agua fría con sal y llevamos al fuego.
3) Cuando comienza a hervir, debemos contar 7 a 9 minutos y estarán listos – si el agua estuviese caliente al meter el huevo, debes contar 10 a 12 minutos.
4) Finalmente, retíralos y sumérgelos en agua fría. Cuando ya estén fríos, ya podemos pelarlos.

 

Consideraciones importantes

No hay que dejar cocinar los huevos más de 15 minutos, la clara quedará oscura y la yema tomará un color verdoso, separándose de la clara, dos condiciones por las que es mejor no consumir los huevos (que, además, seguramente habrán perdido buena parte o todo su aporte nutricional).

"Para hacer huevos duros perfectos, no debes cocinarlos más de 15 minutos: la clara quedará oscura y la yema verdosa y seca."

→ Cocer: Para que la cáscara no se rompa en la cocción, se puede complementar el agua con sal, una pizca de bicarbonato de sodio o también vinagre al agua.

→ Pelar: Una vez hervido el huevo, sigue estos consejos para pelar huevos duros fácilmente.

→ Cortar: También, ten en cuenta estos consejos para cortar huevos duros sin romper la yema.

→ Conservar: Puedes conservar los huevos cocidos con cáscara en el refrigerador por hasta 3 días, y pelados dentro de un contenedor hermético (también en el refri) por hasta 2 días.

La importancia de comer huevos

Atrás quedaron los tiempos en los que se decía que los huevos aportaban colesterol a nuestro cuerpo. Hoy sabemos que, siguiendo estos consejos para elegir huevos frescos y de fuentes “limpias” (de preferencia orgánica y con buenas prácticas de crianza) los huevos son una importante fuente alimenticia.

Salvo para quienes opten por una alimentación vegana, los huevos cocidos pueden ser una forma simple de sumar proteínas a tu dieta diaria, lo que es bueno para perder peso, y también para formar músculos magros.

El huevo es un alimento fresco y de gran valor nutricional, útil para muchas comidas, y apto de cocinar de varias maneras diferentes. Una de ellas, y la más tradicional, es hacer “huevo duro”, “cocido” o “hervido”, pues es muy fácil de preparar, y puedes combinar la técnica con otras simultáneamente.

Por último, no te pierdas estos consejos para presentar huevos cocidos con mucha originalidad, lo que te ayudará a disfrutarlos con más regularidad, sin cansarte de su sabor ni de su aspecto.

Para acompañar la cena de esta noche, o el desayuno de mañana, ¡nada como un huevo duro perfecto, gracias a los consejos que acabas de aprender!

"Los huevos cocidos son una forma simple de sumar proteínas a tu dieta diaria, ideales para perder peso y formar músculos magros."