Cómo elaborar un menú navideño para embarazadas

Las embarazadas tienen un momento especial a la hora de la comida en la noche de Navidad. Si bien están con más apetito, los platos que suelen servirse no siempre son los adecuados. Veamos cómo elaborar un menú de Navidad para embarazadas.

Cómo elaborar un menú navideño para embarazadas

Ideas para elaborar un menú navideño

Estar embarazada durante las fiestas supone un desafío en cuanto a la planificación del menú. Pero con estas ideas sencillas, seguramente no vas a tener ningún inconveniente a la hora de combinar platos y sabores para dos.

Cómo elaborar un menú navideño para embarazadas

  • El menú de la cena de nochebuena debe ser completo, variado y bien surtido. Siempre aconsejamos que no es ni propicio ni adecuado comer en exceso, por eso debemos servir una buena variedad de platos y ensaladas, para disfrutar de todo un poco y en su justa medida, en especial si estás embarazada.
  • En la planificación del menú de Navidad para embarazadas, debes tener en cuenta las entradas, las ensaladas y guarniciones, el plato principal y el postre, para que como futura mamá puedas disfrutar de ellos sin inconvenientes, en una digestión apropiada, y aportando todos los nutrientes necesarios en esta maravillosa etapa.
  • Las entradas y canapés no deben ser picantes ni demasiado agresivos. Puedes aprovechar mariscos y pescados suaves, y también panificados integrales para abrir el apetito. Los fiambres resultarán ideales, siempre que los consumas en su justa medida y sin darte un gran atracón.
  • A la hora de la comida o el plato fuerte del menú de Navidad, puedes planificar una cena de pescados condimentados con sabores cítricos o frutados. En lo posible no comas carnes rojas, que pueden resultarte demasiado agresivas. Elige las carnes blancas, como aves y pescados, con condimentos delicados y frutados, sin demasiado picante o ácidos. Puedes consumir carnes rojas, siempre que lo hagas en dosis justas. Si no deseas carne de vaca, puedes preparar costillitas de cerdo o cortes de cordero, y también conejo o chivo.
  • En lo que respecta a las ensaladas, consume la que te apetezca, y en lo posible siempre incorpora una de hojas verdes en tu menú para embarazadas, al final de la comida, que te va a ayudar a tener una digestión más gentil y apropiada. Recuerda que debes consumir de tres a cinco vegetales, y de tres a cinco frutas diarias; combina las ensaladas y guarniciones para cumplir con los designios nutricionales, mientras degustas sabrosas creaciones.
  • En el postre del menú de Navidad para embarazadas, hay que tener cuidado con los excesos. Escoge frutas frescas, y acompaña con frutas secas o turrones en pequeñas cantidades. En lo posible, no consumas postres demasiado pesados o azucarados, pues podrían impedirte una buena digestión.
  • Si bien no se recomienda en ningún caso el consumo de alcohol en embarazadas, puedes brindar con una pequeña copita de champagne a las doce, aunque en lo posible toma sólo un traguito para la buena fortuna. También recuerda que brindar con leche blanca es de buena suerte: aprovéchalo, en un brindis saludable. A lo largo de la comida y luego del brindis, escoge los jugos de frutas y el agua, lejos de bebidas alcohólicas y gaseosas azucaradas y artificiales.
Cómo elaborar un menú navideño para embarazadas
Cómo elaborar un menú navideño para embarazadas

© Depositphotos.com/monkeybusiness