Cómo hacer Salsa Teriyaki

Si quieres saber cómo se hace la salsa teriyaki, llegaste al lugar indicado. Aquí te damos una receta casera fácil y rápida. Ideal para hacer arroz teriyaki, carnes y verduras asadas.

Recipiente con salsa teriyaki casera y palillos chinos

© Depositphotos.com/paulbrighton

Aprende a hacer salsa teriyaki casera y fácil, adaptando su sabor agridulce a tus propios gustos.

Receta de Salsa Teriyaki Casera

Cuando una receta pide salsa teriyaki, a menudo nos quedamos pensando con qué reemplazarla, pues no siempre tenemos una botella de esta deliciosa preparación. Pero no te preocupes: no sólo ya no tendrás que pensar en sustituciones, sino que además podrás personalizarla a tu gusto, o hacerla de la manera tradicional.

Su nombre define casi a la perfección las bondades que esta salsa puede convidar a tus preparaciones: “teri” hace referencia al brillo, y el vocablo fonético “yaki” se relaciona con los métodos de cocción asados, debido a su intención originaria de acompañar carnes y vegetales cocidos de esta forma.

No es una salsa picante sino agridulce, ideal para hacer arroz teriyaki, carnes, pescados blancos, vegetales asados y un sinfín de preparaciones deliciosas. Tiene una presencia notable y para nada invasiva. En el paladar deja una agradable sensación dulce muy apetecible, y está presente en numerosos platillos de origen oriental, especialmente el sushi.

Platillo oriental sazonado con salsa teriyaki casera

Muchos platillos orientales se acompañan a la perfección con esta salsa, y también va genial con muchas carnes y hasta horneados.

© Depositphotos.com/lenyvavsha

Ingredientes

La siguiente es una receta de teriyaki tradicional. Para hacerla necesitarás:

  • 1 y ½ tazas de agua fría (la del grifo está bien, pero es mejor usar mineral o de manantial)
  • ¾ taza de azúcar morena
  • ½ taza de salsa de soya (la que quieras, sin sal si tienes una condición que lo amerite)
  • 3 cucharadas de fécula o almidón de maíz
  • 1 cucharadita de ajo en polvo, o ½ cucharadita de ajo fresco picado muy finamente
  • 1 cucharadita de aceite de ajonjolí (sésamo)

Cómo preparar salsa teriyaki

Pica el ajo, si vas a usarlo fresco, para dejarlo tan pequeño como puedas, o también puedes procesarlo para convertirlo a una pasta. Si no te agrada del todo, una opción es asarlo previamente para usar este puré con un extra de sabor.

Disuelve la fécula de maíz en el agua y pon al fuego medio una sartén grande con bordes. Agrega el aceite de ajonjolí, y cuando esté algo caliente, añade el ajo, el azúcar, la salsa de soya y la fécula (revuelve antes de añadirla). Baja el fuego a medio-bajo y cocina, revolviendo constantemente hasta que la preparación tome un color oscuro, brillante, y la consistencia de una salsa.

Una vez espesa, retira la sartén del calor y deja entibiar brevemente antes de pasarla a un contenedor adecuado. La salsa se conserva bien en el refrigerador, en un contenedor de vidrio cerrado, por hasta una semana.

Recuerda que puedes personalizar el sabor a la medida de tus platillos y de tu gusto. Agrega ralladura seca de naranjas, semillas de ajonjolí tostadas o lo que prefieras, ¡y tu salsa teriyaki casera será simplemente inigualable!

Escrito por: Eugenia