Cómo Preparar los Riñones antes de Cocinar

El riñón es un alimento muy rico, pero requiere de una preparación previa para su cocción. Veamos el procedimiento en esta nota.

93% de votos positivos

4 Métodos para Limpiar los Riñones antes de Cocinar

Para preparar riñones antes de su cocción, puedes aplicar cualquiera de los siguientes métodos. El objetivo es eliminar el primer líquido que suele soltar, ya sea por maceración o por precocción.

Riñones limpios listos para cocinar

© Depositphotos.com/lauria

Antes de cocinar riñones es conveniente retirarles la membrana que los recubre .

1. Limpiar riñones con vinagre:

Retira con las manos la membrana que los recubre, dalos vuelta y quita con un cuchillo afilado toda la grasa que se encuentra en su interior, ya que en ella se suele depositar la orina.

Luego, coloca dentro de un bol o fuente honda con agua fría y ½ taza de vinagre (de cualquier tipo). Agrega 2 o 3 hojas de laurel y dos cucharadas de sal gruesa. Pasado ese tiempo, lava, seca y ya estarán listos para cocinar.

Riñones limpios en un plato

Los riñones de ternera son un ingrediente de mucho valor en la cocina.

© Depositphotos.com/Mafalda

2. Con precocción:

Otro método para limpiar los riñones es dar un hervor previo de 2 minutos, partiendo de agua fría sin sal. Deja enfriar, quita la piel, la grasa y prepara la receta elegida.

3. Limpiar riñones con sal, llimón y vinagre

Quita la telilla y la grasa, deja macerar 1 hora con sal y jugo de limón o vinagre. Retira todo el líquido que suelten y listo.

4. Salteado y precocción:

Retira la película, la grasa, corta en láminas, sala y saltea de inmediato en aceite bien caliente. Escurre los riñones en un colador y vuelve a saltear en otra sartén limpia, con un poco de aceite o manteca. A continuación, prepáralos como la receta indique.

En cualquiera de los casos, hay que tener la precaución de cocinarlos muy poco, para que de esta forma resulten bien tiernos, sabrosos y jugosos. Si cocinamos los riñones de más quedarán duros.

Cómo elegir riñones

Al comprar los riñones, hay que elegir los de animal joven, ya que resultan mucho más tiernos y de sabor más delicado. Se pueden diferenciar del resto por su tamaño relativamente más pequeño, y su color rosado amarronado.

El peso del riñón no suele superar los 250 gramos y se calcula, en estos casos, uno por cada comensal.

Actualmente, los riñones suelen venderse sin la membrana que los recubre, pero esto es una ventaja solo en el caso de querer prepararlos a la sartén. Si los vamos a asar, lo mejor es adquirirlos con la membrana correspondiente.

"Al comprar los riñones, hay que elegir los de animal joven. Se pueden diferenciar del resto por su tamaño relativamente más pequeño, y su color rosado amarronado."

Cómo cocinar riñones a la parrilla

Hacer riñones en la parrilla es muy sencillo ya que no hace falta ningún tipo de tratamiento previo. Solo hay que dejarlos a fuego fuerte unos 5 minutos de cada lado, y luego cortarlos en rebanadas de unos 2 cm de espesor, para dejar escapar todo el jugo.

Finalmente, asa vuelta y vuelta y agrégales sal casi al final.

"El objetivo de limpiar los riñones antes de su cocción es eliminar el primer líquido que suele soltar."