¿Qué es el Kéfir?

El kéfir es un lácteo fermentado con enormes beneficios para tu salud, principalmente para tu sistema inmune. No es casualidad que sea considerado un súperalimento y, pese a que hace poco ha sido “descubierto” en occidente, presenta enormes beneficios para nuestra salud, que seguramente querrás aprovechar.

Te puede interesar: Cómo hacer Yogurt Kéfir

Puede elaborarse a partir de leche de res, de cabra, de camello o la que prefieras, la cual será “tratada” con hongos específicos que permiten la reproducción de colonias vivas, las cuales le confieren sus propiedades saludables.

Salvo que exista alguna alergia, sensibilidad o intolerancia, cualquier persona pude consumir yogurt kéfir. Es recomendado para personas que tengan una flora intestinal deteriorada luego de cuadros de diarreas u otros similares, ideal para complementar tratamientos de quimioterapia, para ayudar a prevenir el debilitamiento gastrointestinal durante el consumo de antibióticos, y también puede estimular la salud general en casos de constipación, estreñimiento o vómitos regulares.

Como contraindicaciones, debemos destacar que se trata de un lácteo y por lo tanto deberías consultar con tu médico si tienes alergias o intolerancias, o por alimentaciones particulares como las dietas Vegana y Paleo (en cuyo caso puedes hacer kéfir de agua o de té).

Valor nutricional

Aunque todo dependerá del líquido usado como base, en reglas generales 175 cm3 de kéfir elaborado con leche cruda de vaca puede aportar:

  • Calcio: 20% de la dosis diaria recomendada
  • Fósforo: 20% DDR
  • Magnesio: 5% DDR
  • Vitaminas: D, B2 (19% DDR) y B12 (14% DDR)
  • Carbohidratos: 7,8 gr.
  • Proteínas: 6 gr.
  • Grasas saludables: 3-5 gr.
  • Calorías: 100, aprox.
  • Componentes bioactivos: Una dosis adecuada, principalmente ácidos y péptidos.

14 preguntas frecuentes sobre el kéfir

Como sucede con cualquier alimento, hay algunas consultas frecuentes que las personas contemplan antes de aprovechar los beneficios de kéfir. Estas son algunas de las más habituales:

"El kéfir es recomendado para personas que tengan una flora intestinal deteriorada, y puede estimular la salud general en casos de constipación, estreñimiento o vómitos regulares."

1. ¿Arruino sus propiedades si lo endulzo? No, te dará los mismos beneficios si lo consumes natural o dulce, pero prefiere los endulzantes naturales y la miel para sumar salud y evitar los tóxicos artificiales. También puedes saborizarlo naturalmente.

2. ¿Cómo conservo los nódulos de kéfir por algunos días? El producto colado o los nódulos pueden conservarse en agua azucarada por algunos días, o se los puede secar muy bien y congelar dentro de un contenedor de buen cierre, en el caso de que vayas a ausentarte o no usarlo por más días.

3. ¿Cómo recupero el kéfir que ha quedado demasiado tiempo en la nevera? Ten en cuenta que es un alimento fermentado que necesita una guarda en frío. Si se hubiera puesto algo ácido o agrio por haberlo tenido demasiado tiempo en el refrigerador, puedes agregar más leche para recuperarlo. Si notas hongos, mal aroma o si algo despierta sospechas, simplemente no lo consumas: la seguridad es lo más importante.

4. ¿Cómo sé si los granos están activos y vivos?. Para reconocer los gránulos de kéfir activos y vivos, obsérvalos: deben ser de color blanco brillante (o crudo, pero no amarillos ni cafés) y presentar una consistencia elástica y similar al fango.

5. ¿Cuánto demoran los beneficios en actuar en el cuerpo? Podrás aprovechar todas sus ventajas a partir de la primera toma, sin embargo, con un consumo diario y regular tendrás mejores resultados.

6. ¿Debo conservarlo en el refrigerador?. Es lo mejor, pues una temperatura demasiado elevada puede afectarlo. Si el clima es frío puede conservarse en la alacena sin problemas.

7. ¿El kéfir me ayuda a perder peso?. Si bien es una bebida saludable y nutricional, ideal para complementar cualquier plan de quema de grasas y pérdida de peso, esa no es su función principal. En general, tiene un conteo de calorías similar al de la leche usada como base.

8. ¿El kéfir se hace sólo con leche de vaca?. No,  puede elaborarse con otras leches animales, como de cabra o camello, también a partir de agua o té, ideal si sigues una dieta paleo o vegana.

9. ¿Es una moda pasajera?. No, es un alimento natural conocido desde hace generaciones en los países del zona del Cáucaso y otras áreas del sur y sudeste asiático, principalmente.

10. ¿Pueden consumirlo mis mascotas?. En reglas generales, también es seguro para las mascotas, sin embargo, al igual que con los humanos, la precaución es la primera regla. Consulta con el médico veterinario para descartar alergias, intolerancias o sensibilidades.

11. ¿Puedo congelar el kéfir? Es mejor no congelarlo, pues podrías matar sus cultivos vivos. Lo mejor es preparar de a cantidades limitadas, para tener siempre una dotación fresca y apta para su consumo.

12. ¿Puedo tomarlo si estoy embarazada o en lactancia?. Sí, no tiene contraindicaciones, salvo condiciones particulares (como alergias o intolerancias). Es seguro para su consumo por parte de embarazadas, mujeres en lactancia, infantes y niños por igual.

Tazón con gránulos de kéfir, materia prima principal para hacer yogurt kefir con leche

Los gránulos de kéfir también pueden incorporarse a recetas saladas y dulces, para que cada bocado que salga de tu cocina sea una bomba nutricional.

© Depositphotos.com/ajafoto

13. ¿Puedo tomarlo si soy intolerante a la lactosa?. En su mecánica de elaboración las bacterias que producen el kéfir convierten la lactosa en ácido láctico, por lo que resulta de consumo seguro para la enorme mayoría de las personas. Sin embargo, deberías consultar con tu médico antes sólo por precaución.

14. ¿Qué sabor tiene el kéfir?. Dependiendo del líquido de base usado, sabe similar al yogur natural, y se puede endulzar y complementar al gusto del consumidor.

Beneficios del kéfir de leche o de agua

Ya sea que esté hecho con leche de cabra, de burra o con agua, son muchos los beneficios de tomar kefir. Aquí te presentamos 11 de los principales:

1. Asma y alergias: Pese a que parezca poco relacionado, el consumo de este lácteo tiene un impacto positivo en los síntomas del asma y de ciertas alergias

2. Cáncer: Se ha relacionado el consumo regular de este alimento con una menor incidencia y una reducción en el riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo el de colon, del tracto gastrointestinal, de mamas, y más. También se ha probado que su consumo regular ayuda a prevenir el desarrollo de tumores.

3. Colesterol: El kéfir se ha relacionado con una reducción del colesterol LDL (“malo”) en la sangre, estimulando la suba del HDL (“bueno”) simultáneamente.

4. Digestión: Por su consistencia, composición y contenido orgánico, este producto estimula la digestión, permite una mejor absorción de nutrientes, y alivia males en el tracto digestivo y gastrointestinal.

5. Huesos fuertes: Uno de los beneficios del kéfir es ayudar a la formación de huesos más fuertes, colaborando en la prevención de la osteoporosis y acelerando la recuperación en fracturas óseas.

6. Intolerancia a la lactosa: Pese a estar elaborado a partir de leche, en su método de elaboración la lactosa es convertida en ácido láctico, por lo que resulta seguro para el consumo de la mayoría de las personas con alergia, intolerancia o sensibilidad a este componente.

7. Nutrición: El yogurt kéfir aporta vitaminas (principalmente A y del grupo B), minerales (calcio, hierro, yodo), ácidos (carbónico, láctico), proteínas y polisacáridos, entre otros.

8. Probióticos: Es una de las más altas fuentes disponibles de probióticos, con una asombrosa composición de cerca de 30 diversos microorganismos beneficiosos para la salud intestinal y general, colaborando en la prevención del desarrollo de enfermedades bacterianas como H.Pylori, Salmonella y E.Coli.

9. Regulación intestinal: Ayuda a aliviar la constipación y el estreñimiento, mientras que el yogurt de fermentación prolongada tiene una suave acción astringente que ayuda a reducir, eliminar y aliviar las diarreas.

10. Salud intestinal: Estimula el desarrollo de la flora intestinal, ayuda en su recuperación, y confiere más salud a la primera barrera defensiva del cuerpo contra virus, bacterias y otros tipos de agresores. Además, colabora en el alivio y tratamiento de enfermedades intestinales como el Síndrome De Intestinos Irritables y el Síndrome de Intestino Permeable.

"Antes de disfrutar los beneficios del kéfir, y ya que se trata de un lácteo, deberías consultar con tu médico si tienes alergias alimentarias o intolerancias."

11. Trastornos alimentarios: Por su aporte de ácido carbónico, estimula el apetito y favorece la digestión en un alimento liviano y fácil de consumir.

Seguro ya no te quedan dudas sobre cómo tomar kéfir, así que ya es hora de prepararlo en casa con esta receta y disfrutar de todos sus beneficios.