Cómo hacer Yogurt Kéfir

Escrito por: Eugenia

¿Quieres hacer yogurt kéfir en casa?. Pues lee esta nota y sigue las recomendaciones para tener este súper alimento del momento - Rápido y fácil.

¿Cómo se hace el Kéfir?

Para hacer kéfir casero se debe “tratar” el lácteo de base (leche de origen animal, ya sea de vaca, cabra, camello u otra) con la bacteria  Lactobacillus acidophilus, y una levadura saludable llamada Saccharomuces kefir. Esto convierte la leche simple y natural en un alimento con altísima densidad nutricional.

Tazón de yogurt kéfir casero con semillas

© Depositphotos.com/AndreySt

Puedes tomar kéfir solo, con canela, endulzado o natural, agregarlo a tus recetas, y hasta preparar un té saludable.

Este yogurt sólo te traerá beneficios para tu salud. Puede consumirse por su cuenta, con frutas y frutos secos, endulzado o natural, formar parte de preparaciones cocidas, y hasta se puede tomar caliente como si fuera un té.

Ingredientes

  • 1 litro de leche pura y natural
  • 3 cucharadas de nódulos de kéfir
  • 1 contenedor de vidrio o plástico apto para alimentos

Cómo hacer kéfir de leche

Pon la leche a temperatura de ambiente en un contenedor de vidrio, y agrégale los nódulos de kéfir, revolviendo con espátula de silicona o vara de vidrio. Ya integrados, cubre con un paño para impedir el contacto con la luz (y el ingreso de suciedades), o con una gasa si quieres obtener un yogurt menos ácido. Deja fermentar por 24 horas en un sitio de clima estable, al abrigo de la luz directa.

"El yogurt kéfir estimula el sistema inmune y alimenta las bacterias beneficiosas de los intestinos, primera barrera defensiva del cuerpo."

Te puede interesar: Cómo hacer Yogurt Natural

Al día siguiente, cuela el producto usando un tamiz o colador de malla amplia. La idea es romper los grumos más grandes y descartar el resto de los hongos. Al hacerlo, no presiones demasiado a través del colador, pues podrías dañarlos (recuerda que los reutilizarás para una segunda producción de kéfir).

Pon el producto colado en otro bote de vidrio, y tapa bien para hacer un cierre hermético. El yogur seguirá fermentando y se hará más espeso. Deja reposar unas 24 horas antes de consumir, conservándolo en el refrigerador. Si notas un líquido amarillento no te preocupes: es el suero del yogurt, y muy saludable también. Puedes tomar kéfir casero con el suero o colarlo, y disfrutar de este superalimento más líquido o cremoso.

Consejos para hacer yogurt kéfir

Para hacer kéfir en casa, lo más importante es conseguir una leche de la mejor calidad posible. Si en tu ciudad hay un tambo (del animal que prefieras), compra la leche cruda, natural y saludable, mucho mejor si esos animales son criados con prácticas orgánicas. Pero si tan sólo consigues el producto comercial, procura elegir leches regulares y no de las denominadas “larga vida”, pues su tratamiento impide la adecuada formación de las colonias bacterianas que hacen este tipo de yogurt.

Ya que usamos medios ácidos, no elijas contenedores metálicos porque pueden interactuar de manera negativa con los ingredientes. Lo mismo aplica a cualquier otro utensilio que uses.

"Para hacer kéfir casero, lo más importante es conseguir una leche de la mejor calidad posible, mejor si es cruda y de animales criados con prácticas orgánicas."

En cuanto al hongo kéfir que permite la fermentación y producción del yogurt, si conoces a alguien que lo tenga en casa, pide una muestra de los nódulos para usar en tu primera producción (o usa a partir de una que ya hayas preparado). De lo contrario, podrás comprarlo en tiendas de alimentos saludables y en algunas droguerías naturales.

Nódulos de kéfir, hongo para producir el yogurt casero

El filtrado le dará a este yogurt casero una textura más cremosa y uniforme, además de retirar los hongos de la producción. ¡Recuerda guardarlos!

© Depositphotos.com/ajafoto