Cómo hacer Té Ruso

Aprende a preparar té ruso o “chai ruso”, y la correcta ceremonia para servirlo, disfrutarlo, y crear una ocasión especial.

Cómo preparar un te ruso. Para qué sirve el té ruso. Ceremonia y tradición del té ruso

© Depositphotos.com/jenyhanter

Aprende a preparar el tradicional té ruso, y disfrútalo para homenajear a tu familia e invitados.

El Té Ruso y su Tradición

El té ruso, también conocido como chai ruso, es más que una simple bebida herbal caliente: se trata de toda una ceremonia en la que, muy similar a las orientales, creamos una ocasión especial en la que homenajeamos a los presentes, y disfrutamos de un momento único cada día.

El té llega a las tierras de Rusia hacia 1638, cuando el boyardo Vasili Starkov recibiera como obsequio por sus servicios 64 kilos de té. La bebida pronto se popularizó en la corte del Zar Miguel I, confiriéndosele la percepción de bien preciado, reservado para las ocasiones especiales y por sus propiedades medicinales, especialmente en el tratamiento de dolores estomacales y energizante del cuerpo entero.

El ritual para servir el té ruso es simple, a la vez que repleto de significados. La esposa o la jefa del hogar (la mujer de mayor edad o de mayor relevancia en la morada) calentaba agua en un samovar (un contenedor provisto de un hornillo propio que permite calentar el agua, y mantenerla también) a la que se agregaba el té, para dejarlo reposar 10 minutos y luego servir filtrando en vasos con portavasos, sólo un poco, completándose la capacidad con agua hirviendo al gusto de cada quien. Sólo en ocasiones especiales, y como un rito de paso hacia la edad adulta, las hijas mayores solteras podían preparar el té para ciertos invitados, o para los miembros de sus familias.

Ingredientes para preparar té ruso. Guía para preparar un té ruso.

Tradicionalmente, el té ruso se prepara en un samovar, y se lo acompaña con delicias dulces hechas en casa.

© Depositphotos.com/viktoriagam

En los ámbitos acaudalados, por norma los vasos se llenaban dejando un centímetro libre desde el líquido hasta el borde, permitiendo agregarse azúcar, miel, leche o limón. En los ámbitos algo más modestos, la bebida se servía hasta el borde del vaso en símbolo de hospitalidad, aunque la historia indica que también se hacía de este modo para impedir que los invitados se sirvieran demasiado azúcar, un ingrediente escaso por aquel entonces.

La ceremonia del té ruso se reserva para las familias y para los invitados a los que se quiera honrar, acompañándose de mermeladas, miel, panificados dulces, y siempre diálogo.

Cómo hacer té ruso

El té ruso se elabora a base de té negro, complementado con sabores de limón natural, miel y especias. Para hacer esta infusión para cuatro comensales (u 8 comensales en vasos pequeños) necesitarás:

  • 1 y ½ litro de agua
  • 3 cucharadas de té negro en hebras
  • 1/3 taza de jugo de limón, recién exprimido
  • 1-2 cucharaditas de clavo molido
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Para endulzar: tradicionalmente miel

Para prepararlo, sigue estos pasos:

1. En una jarra resistente al calor (o tetera), pon el jugo de limón y la miel. Revuelve para integrar.

2. Calienta el agua y, justo antes de que llegue al punto de hervor, agrega el té, revuelve, e integra la canela y el clavo. Vuelve a revolver para disolver y retira del calor.

3. Cubre y deja reposar 5-10 minutos.

4. Filtra la bebida agregándola a la jarra, y revuelve para integrar con el limón y la miel.

5. Puedes servirlo como está, o “alivianar” su sabor con más agua bien caliente.

"El té ruso se elabora a base de té negro, complementado con sabores de limón natural, miel y especias."

Opciones del servicio

  • El té ruso debe acompañarse siempre con bocadillos dulces, y algunos salados si prefieres.
  • Puedes servirlo en vasos con portavaso, o en tazas elegantes.
  • Sirve con una pequeña rodaja de limón flotando dentro.
  • Endulza con miel natural, azúcar común, Stevia, o sin nada.
  • Puedes complementar con fruta de la pasión, maracuyá, vainilla natural o extracto, pimienta, cardamomo o masala, entre otras hierbas o especias a tu gusto, para crear tu propia variante de té ruso casero.

"Sirve la infusión con una pequeña rodaja de limón flotando dentro, y endulza con miel natural, azúcar común, Stevia, o sin nada."