Cómo degustar el café

Después de leer esta nota ya no beberás el café como antes. Aquí conocerás las bases de la cata del café siguiendo paso a paso cada etapa de su degustación.

94% de votos positivos

Pasos para Degustar el Café

La degustación de café es una práctica que está ganado cada vez más adeptos en el mundo entero. No importa si lo preparas con cafetera de filtro, con máquina express o solo, las distintas variedades del café se pueden apreciar con un simple análisis que incluye los 5 sentidos.

Mujer degustando una taza de café

Al degustar el café apreciaremos mucho más que el mero sabor de la bebida.

Tal y como sucede en el vino, al degustar un café analizaremos su sabor, su aroma, aspecto, cuerpo, detalles visuales y mucho más. Veamos los pasos a continuación:

1. Degustación del café: Su aroma

La primera apreciación de la cata del café es su aroma. Esto permite, luego, una mejor apreciación gustativa.

En este primer paso debes distinguir los olores que se desprenden: tostado, maderoso, fresco, profundo y todo aspecto que el aroma de la bebida despierte en tu mente.

2. Cómo degustar un café: La acidez

Al degustar el café apreciaremos mucho más que el mero sabor de la bebida. Por ejemplo, en el primer sorbo, pequeño aunque suficiente, debes hacer circular la bebida en la boca, paladar, dientes, y finalmente hacerlo pasar por la garganta, para permitir que se desprendan todas sus propiedades.

Lo primero que debes distinguir es su nivel de acidez: si queda untuoso en la boca, su acidez no será suficiente; en cambio, tendrá la ideal si se vuelve astringente y limpiador del paladar, lejos del sabor agrio o de la amargura que pueda tener la bebida.

La acidez del café está dada por muchos factores, como el sitio y altura sobre el nivel del mar en el que se cultivaron los granos, el método y tiempo de secado, el procedimiento de tostado y otros.

3. Degustando café: El cuerpo

Al igual que con el vino, a continuación se analizará el cuerpo del café.

Su untuosidad, su consistencia, el peso de la bebida sobre la lengua, la viscosidad del líquido, la textura suave que recorre la boca, sin tapizar ni pasar sin dejar rastro, pero persistiendo en espíritu. Estos serán algunos de los puntos de análisis.

4. Degustación del café: El sabor

El siguiente paso es analizar el sabor general de la bebida en relación al grano y sus propiedades: Si es profundo o plano, si es agresivo o demasiado gentil.

Nuevamente, no debes analizar el dulzor o la amargura del café, pues estas condiciones se ven profundamente afectadas por el modo de consumo (con azúcar, con leche, crema, negro, etc.). Lo que es observa aquí es la complejidad del sabor, el balance y la integración.

5. Retrogusto

Luego de beber el sorbo se analiza el retrogusto, es decir, el espíritu que deja el café en la boca.

Para analizarlo, traga la bebida, exhala un poco de aire por la nariz, y luego por la boca. Así podrás apreciar mejor la permanencia del café y degustar sabores diferentes, como detalles de cacao, pimienta, chocolate y otros.

6. La vista

Los detalles visuales se deben realizar en un sitio bien iluminado, sobre una pequeña taza perfectamente blanca.

"La acidez del café está dada por muchos factores, como el sitio y altura sobre el nivel del mar en el que se cultivaron los granos, el procedimiento y tiempo de secado."

Debes apreciar su color y aspecto general, su brillo, los tonos de su cuerpo y textura.

Ahora que ya conoces cada paso para degustar café, seguramente podrás apreciarlo con más detalle. Anímate a analizar distintas variedades, a explorar sus diferencias, y de este modo encontrar el que mejor se adapte a cada momento compartido.

"Tal y como sucede en el vino, para la cata de café se aplican los cinco sentidos, analizando las influencias de la bebida en nuestro ser."