Cómo Preparar Café

Preparar café suele ser muy sencillo, pero hay secretos que no son muy populares y que permiten que disfrutemos del verdadero sabor de esta infusión.

Tips para preparar una taza de café

Teniendo en cuenta que el 99% del preparado consta de agua, es importante que sea bien pura, mejor si es mineral.

Cómo se hace el Café

Hacer café puede parecer muy sencillo (y en verdad lo es), pero prepararlo sin afectar el verdadero sabor es un arte que no cualquiera domina. Aquí te ofrecemos algunos secretos para disfrutar de un café perfecto, y evitar algunos errores que seguro tú también estás cometiendo sin darte cuenta (te los contamos más abajo).

Cantidad de café por taza 

Si no conoces cuánto café se pone por taza, considera utilizar una cucharada rasa (7 gramos) por pocillo de agua (100 mililitros). Si te gusta un poco más fuerte, añade 1/2 cucharada más.

Según estas proporciones:

  • Para una taza de café (normalmente de 150 ml), utiliza 1 cucharada y media de café molido
  • Para un tazón de desayuno (unos 250 ml), coloca 2 cucharadas y media.

Medidas para hacer café en grano (en cafetera de filtro)

Si tienes una cafetera de filtro o de goteo, deberás utilizar unos 40 gramos por cada litro de agua

>> ¿No tienes cafetera?: Conoce 3 métodos inusuales para preparar café molido sin cafetera

En general, con molidos más finos se obtendrá un café de sabor más fuerte. Ten en cuenta que el filtro de papel puede modificar el sabor, por eso es recomendable humedecerlo antes de poner los granos.

Una advertencia final: Piensa que estas cantidades son como regla general, dependerá de cada persona descubrir la proporción exacta. Además, la calidad del agua influye en su sabor e intensidad, por eso es muy importante utilizar la adecuada (algo que te explicamos debajo)

Un consejo para mejorar el sabor: Si vas a moler granos, tritura solo la cantidad que vas a usar. El verdadero café se disfruta justo después de molerlo (sobre todo si lo vas a preparar en una máquina express). Además, saldrá con más espuma y será ideal para decorar la taza con diseños.

Taza de café con dibujos

El verdadero café se disfruta justo después de molerlo. Además, saldrá con más espuma y será ideal para decorar la taza con diseños.

>> Con este TRUCO podrás hacer dibujos en el café como un profesional. Después de verlo dirás. ¡Cómo no se me ocurrió antes! (incluye video).

El secreto del agua para mejorar el café

Teniendo en cuenta que el 99% del preparado consta de agua, es importante que sea de calidad. Utiliza agua limpia y fresca para no alterar el sabor y el olor de la bebida: si es mineral mucho mejor. Si vas a usar la del grifo, déjala correr unos segundos antes de llevarla a la cafetera.

El secreto para que el café tenga mejor sabor está en la temperatura del agua: Lo mejor es hervirla y luego dejar enfriar unos momentos (hasta los 90º - 95º C).

Detalles que seguro no tenías en cuenta

Una vez preparado el café siguiendo el consejo anterior, es hora de consumirlo. Hazlo de inmediato porque con el correr de los minutos va perdiendo su sabor y aroma característicos, más aún si no es de buena calidad (y para saber si es un buen café, deberás leer el final de esta nota)

Tampoco cometas el ERROR de recalentarlo, sin importar si es en microondas o en un jarrito: para ese momento ya habrá perdido todas sus propiedades, y ni hablar de su sabor. Si es necesario conservarlo caliente por unos momentos, hazlo en un termo.

Y ten cuidado porque puedes estar arruinando tu bolsa de café en este preciso momento. ¿Cómo?. Conservándolo de forma equivocada, sobre todo si lo pones dentro del refrigerador (pero no te preocupes, es un error muy común que solemos cometer. Más abajo te contamos qué hacer).

Cómo conservar el café

Para conservar el café con sus cualidades intactas, debemos colocarlo en recipientes herméticos y en lugares oscuros, frescos y lejos de otros alimentos, ya que absorben otros olores. Factores como la humedad, el calor y el aire afectan notablemente su sabor. Mantenlo en un recipiente bien cerrado y guárdalo en un lugar fresco y seco.

Recuerda que desde el momento en que abrimos el paquete debemos consumirlo dentro del mes. Luego ya no tendrá sus cualidades originales, aunque si servirá para reparar grietas en muebles o hacer mascarillas caseras. ¿No lo crees?. Haz clic en el siguiente enlace y compruébalo:

>> Estos usos desconocidos del café te sorprenderán

Antes te comentamos que un error muy común tenía relación con guardarlo en el refrigerador. Piensa que es un lugar cerrado y que está en contacto con el aroma de otros alimentos. Por eso, lo ideal es dejarlo dentro de su misma bolsa, y a ésta ponerla dentro de un envase de cierre hermético. Solo así es seguro conservar el café en la heladera.

Consejos para elegir el café

Para escoger un buen café, debemos estar seguros de su calidad, de dónde proviene, y así poder analizar sus características. Entre ellas, podemos nombrar tres que son básicas: cuerpo, acidez y fragancia.

  • Cuerpo: Cuando hablamos del cuerpo del café, lo que debemos analizar es la sensación al paladar. Esto lo podemos notar en los cafés robustos arábicos naturales.
  • Acidez: La acidez es la que va de la mano con la cosecha; entre más alto el lugar donde es cultivado, mayor será su acidez.
  • Fragancia: La fragancia es la mezcla entre el gusto y el aroma. Por ejemplo, los cafés robustos son amargos y de aromas fuertes, mientras que los arábicos tienen una fragancia agradable y suave.

Sin embargo, muchas veces la calidad del café depende de su proceso, como el tostado, lo que le da una degustación diferente al final.

Para los conocedores, las características arriba explicadas les dará la seguridad de que llevan a su mesa uno de buena calidad.

La prueba perfecta para saber si el café es de calidad

Si eres de los que les gusta beber café pero no un experto en la materia, podemos mencionar una prueba para determinar si es puro o está compuesto con otros elementos.

Pon un vaso de vidrio transparente con agua limpia, agrega una cucharada grande de café y deja reposar por un minuto. Si se disuelve en el agua, no es de buena calidad, ya que puede contener mucha azúcar o estar mezclado con algún otro tipo de grano. Si no se disuelve, significa que tienes en frente un verdadero café. ¡Disfrútalo!.

"El café reposado o recalentado pierde sus propiedades, además de su sabor."

Recetas con Café

Y no podíamos cerrar este artículo sin recomendarte algunas recetas para disfrutar de esta bebida, pero saliendo de lo tradicional. Olvídate de preparar el clásico café batido o con leche. Las siguientes opciones te sorprenderán:

"Para conservar el café con sus cualidades intactas, debemos colocarlo en recipientes herméticos y en lugares oscuros, frescos y lejos de otros alimentos."