Tips para Conservar los Quesos en Casa

Fuiste al mercado, elegiste tus lácteos, llegas a casa, y quieres conservarlos de la mejor manera, para disfrutarlos con salud y seguridad. En este artículo aprenderás a guardar los quesos según su clase, para mantenerlos en óptimo estado, con todo su sabor, y evitando que se arruinen.

Te puede interesar: Cómo evitar que el queso forme moho

En primer lugar, procura hablar con el especialista para conocer cuáles son las condiciones ideales de guarda. No necesitas entrevistarte con un Maestro Quesero: el tendero de tu vecindario sabe muy bien cómo tratar cada uno de sus productos, pues él también necesita conservarlos adecuadamente para tener mercadería segura y proteger su propia inversión.

Cada queso tiene sus propias peculiaridades. Ya sea de pasta blanda, media o dura, todos presentan una cobertura y susceptibilidades al desarrollo de hongos y moho, algo habitual en productos mal conservados. Pregúntale al tendero o al especialista cuáles son los requisitos de humedad y temperatura de guarda para cada queso que compres.Ten en cuenta que, en todos los casos, es importante mantener libre de humedad la zona. Para ello, coloca un contenedor abierto con azúcar granulada o granos de arroz.

"Los quesos de tapa dura se conservan mejor en una temperatura promedio de 8 a 12°C, mientras que los de pasta blanda en 4 a 8°C."

Cómo guardar los quesos en la nevera

Los que toleran menos humedad deben ser envueltos en papel blanco o papel encerado, y conservados dentro de bolsas o contenedores herméticos, mientras que los que toleran mejor la humedad (como el mozzarella, los cremosos y blandos) se pueden guardar en bolsas para refrigerador, papel film, o papel aluminio.

Siempre es mejor poner los quesos en las zonas menos frías de la nevera (de hecho, esta es la razón por la que la mayoría de los artefactos ya cuenta con un habitáculo indicado especialmente). Los que requieran de mayor frío (como el brie o el camembert) se guardan en contenedores herméticos en una zona más fría del refrigerador. Ten en cuenta que los quesos de tapa dura se conservan mejor en una temperatura promedio de 8 a 12°C, mientras que los de pasta blanda en 4 a 8°C.

Consejos para conservar quesos abiertos. Donde se guardan los quesos? cómo guardar los quesos en el refrigerador

Los tenderos pueden recomendarte cómo guardar quesos en la nevera. ¡No temas consultarles al momento de comprar!

© Depositphotos.com/photography33

La mayoría de los quesos de pastas duras, como los de rallar, deben guardarse en un medio líquido para no resecarse y alterar su sabor. Una manera fácil de hacerlo es envolverlos en un paño embebido en una mezcla de agua y vinagre o vino blanco, y dentro de un contenedor hermético. Otra forma es sumergirlos en leche común (o envolverlos con un paño embebido en leche), dentro de un contenedor hermético.

Es posible congelar los quesos que tengan 45% o más de materia grasa, mientras que también se pueden guardar quesos en aceite (mejor si es de alta calidad y saludable, como el aceite de oliva), acompañando de hierbas aromáticas si quieres.

Tiempos de conservación de los quesos

Guardar correctamente los quesos no servirá de nada si los dejamos en la nevera por una eternidad. Por eso, sigue esta guía con los tiempos máximos:

  • Los quesos poco curados, de pasta blanda y bajos en grasa, se conservan en buen estado por hasta 15 días.
  • Los de pastas más duras, siempre que estén en buena guarda, se conservarán en frío por 45 a 60 días.
  • Los quesos de cabra duran hasta 2 meses, siempre bien cubiertos.
  • Los de oveja durarán hasta 8 meses.

En reglas generales: cuanto más dura sea su pasta, más tiempo se conservará en el frío.

Algunos tips útiles

Al comprar quesos, asegúrate de priorizar la calidad por sobre la cantidad. Ten en cuenta que los económicos son elaborados con ingredientes que buscan su conservación por mucho tiempo, y que pueden afectar tu salud. Lo mejor es comprar hormas enteras y dividirlas en casa, normalmente en cortes transversales o angulares, con el vértice hacia el centro de la horma.

"La mayoría de los quesos de pastas duras, como los de rallar, deben guardarse en un medio líquido para no resecarse y alterar su sabor."

Algunos productos son más propensos al desarrollo de moho. Si sucede aún puedes consumirlo, pero cortando previamente al menos 2 a 2,5 cm de la corteza exterior, siempre con un cuchillo limpio (es decir: límpialo antes de hacer cada corte), para evitar la contaminación.

Al cocinar con quesos prefiere el fuego medio-bajo, pues las altas temperaturas provocarán una textura fibrosa.

Sigue estos tips para conservar los quesos en la nevera y disfruta de estos productos lácteos por mucho más tiempo.