Cómo Terminar Bien el Día

Escrito por: Eugenia

¿Te cuesta relajarte y conciliar el sueño por las noches?. Aprende algunos hábitos saludables para terminar el día de la mejor manera y darle a tu mente la desconexión que necesita.

La Mejor Manera de Terminar el Día

Terminas con tu trabajo, vas a casa, y al cabo de algunas horas vas a la cama sólo para notar que el sueño parece no querer venir a visitarte. ¿Cómo puedes terminar bien el día para desconectarte del estrés y recuperar tu cuerpo y mente en las horas de descanso? Aquí te contamos 10 hábitos saludables que puedes hacer para crear esa separación entre el ajetreo de toda la jornada, y el descanso de la noche.

Tips para terminar mejor el día. Cómo descansar mejor. Habitos saludables para terminar el día

© Depositphotos.com/alexraths

Relaja tu mente leyendo un libro luego de cenar, para terminar el día con la mente y el cuerpo listos para el descanso.

Primero, organiza tus horarios

Para tener un descanso profundo y relajador, lo primero que necesitas hacer es evaluar tus hábitos diarios. Ordenar tus horarios es una manera fácil y eficiente de crear un ritmo que te permita desenvolverte mejor en cada ámbito, ya sea en el trabajo, en tus comidas, en tu vida familiar y social, y también en tu sueño.

Procura despertar cada día a la misma hora, en lo posible. Date un tiempo para tu ritual de higiene matinal, para tus ejercicios si los haces en este horario, y también para tu desayuno. Planifica tu día laboral o haz una lista con tus quehaceres, y sigue esta lista en orden, hasta tanto te resulte algo natural.

Programa tus horarios de comidas, de meriendas, también de tus ejercicios o actos de relajación, e inclusive pon en la agenda tus períodos de descanso. Síguela al pie de la letra: en menos de un mes de hacerlo, tu cuerpo se acostumbrará y lo harás sin siquiera pensarlo. Seguir esta rutina, dándole la variedad a las tareas y no en sus horarios, te ayudará a que tu mente sepa cuándo es momento de actuar y pensar, y cuándo es el momento de descansar.

"Estos 10 hábitos saludables te ayudarán a crear esa separación entre el ajetreo de toda la jornada y el descanso de la noche."

Te puede interesar: Cómo Dormir bien

10 ideas para terminar bien el día

Ten en cuenta estas recomendaciones para terminar el día propiciando tu descanso, y optimizando tus energías:

1. Haz un corte antes de llegar a casa. Da una caminata de sólo 5 minutos en el parque, ve a la tienda o visita a algún amigo al salir del trabajo y antes de llegar a casa, para que tu mente comprenda el corte y la diferencia entre los escenarios.

2. Cámbiate la ropa. Al llegar a casa, o al terminar tus actividades, cámbiate las prendas que has usado en el día y ponte algo más confortable.

3. Bebe agua. Un enorme vaso, quizás con un poco de jugo de limón, te ayudará a refrescar el cuerpo y la mente, te dará energías naturales, y te sorprenderá cuánto te ayuda a cambiar el enfoque en tu día.

4. Relájate. Al llegar a casa no consultes tus papeles de trabajo. Si ineludiblemente debes hacerlo, hazlo justo antes de la cena, pero después de haber hecho tu pequeña relajación. Puede ser jugar un video juego, ver un capítulo de tu serie favorita, cocinar algo que te guste, conversar con tu pareja, atender algunas plantas del jardín, pasear a tu mascota, ver tus redes sociales, planear el día siguiente, ¡hay miles de ideas!

5. Come con calma. Disfruta de la comida, dialoga con tu familia en lugar de ver la TV, haz que la cena sea solamente una cena, y no algo que haces mientras realizas tus demás acciones.

6. Haz una digestión apropiada. Al terminar la cena puedes ver un poco de TV, disfrutar de un buen café, o simplemente reposar en tu sofá favorito leyendo tu libro mientras comienzas tu digestión. Asegúrate de comer no menos de dos horas antes de irte a la cama.

7. Date un baño. Relaja tu cuerpo con una reconfortante ducha caliente, o un delicioso baño de inmersión. Si no tienes el hábito de tomar un baño por las noches, aprovecha unos minutos para atender a tu cutis, quitarte el maquillaje si lo usas, o siquiera hacer algunos estiramientos suaves que ayuden a recuperar tu cuerpo.

8. Desconéctate. Este es uno de los pasos más exigentes para muchos: luego de la cena, y hasta que despiertes en la mañana siguiente, procura evitar el uso del móvil o el ordenador. En lo que sea posible, evita usar las redes sociales (puedes hacerlo en tu momento de relajación previo a la cena), olvídate del correo electrónico, apaga tu móvil, y desconéctate para ir a dormir con más calma. Y si te resulta imposible, al menos asegúrate de no hacerlo a partir del momento en el que vas a tu recámara.

9. Invita al sueño. Al ir a la cama, en lo posible no veas la TV. Puedes leer un libro, ver una revista, meditar, o hacer actividades relajantes que te den placer. Los artefactos electrónicos afectan tu ciclo de sueño, ¡es mejor dejarlos fuera de tu habitación!

"Da una caminata de sólo 5 minutos en el parque, ve a la tienda o visita a algún amigo al salir del trabajo y antes de llegar a casa, para que tu mente comprenda el corte y la diferencia entre los escenarios."

Terminar el día sin estres. 10 hábitos para terminar el día de la mejor manera.

¿Te gusta cocinar? Hazlo un hábito diario, yendo a la tienda al salir del trabajo y escuchando tu música favorita para desconectarte.

© Depositphotos.com/DragonImages

10. Al ir a dormir… ¡duerme!. Cuando posas la cabeza en la almohada y cierras los ojos, procura mantener la mente en blanco, en lugar de pensar lo hecho, lo no hecho, o lo que queda por hacer. Sólo relájate e intenta dormir. Si ves que no lo estás logrando fácilmente, puedes recurrir a la música suave, aunque recuerda que es mejor no tener artefactos electrónicos en la habitación para terminar el día de la mejor manera.