Cómo mejorar los hábitos de sueño

Escrito por: Eugenia

85% de votos positivos

¿Tienes los horarios cambiados o no logras dormir a la hora que necesitas? Ponte manos a la obra con las siguientes tareas para mejorar los hábitos de sueño.

Consejos para dormir mejor

Dormir relajados y confortables nos permite descansar el cuerpo, para permitirle recobrar las energías necesarias para enfrentarnos a la próxima jornada. Pero sólo lograremos una buena reposición en la medida que tengamos nuestros hábitos de sueño ordenados.

Cómo mejorar los hábitos de sueño

El ciclo de sueño se da en etapas sucesivas, que van cambiando y fluctuando a lo largo de la noche. Por muchos factores, que incluyen la calma social, los detalles climáticos, y también nuestra predisposición orgánica, entre otros, el mejor descanso ha de producirse entre la 1 AM y las 5 AM. Por ello, es importante que durante esta franja horaria permanezcamos dormidos sin interrupciones.

Una falta de sueño y de descanso irregular nos predispone mal para la jornada, debilita nuestro sistema, y altera nuestro estado de humor. No es de preocupación si se tiene una o dos noches de insomnio, en especial cuando estamos atravesando momentos en particular complicados o perturbadores. Sin embargo, cuando la falta de sueño y de descanso se arriesgan a convertirse en un hábito, debemos tomar cartas en el asunto.

Mejorar hábitos de sueño

  • Podemos poner en marcha técnicas simples de relajación para dormir mejor, que nos permitan desconectarnos del trajín diurno y de los problemas laborales. En lo posible, no haremos labores relacionadas al quehacer diurno, y no enfrentaremos tareas difíciles al menos una y media a dos horas antes del momento de irnos a dormir.

"Dormir relajados y confortables nos permite descansar el cuerpo, para permitirle recobrar las energías necesarias para enfrentarnos a la próxima jornada."

Te puede interesar: Hábitos para Mejorar la Salud

  • Para mejorar los hábitos de sueño también es importante fijar un horario de descanso. Aunque a veces tomamos siestas cuando nos es posible, el descanso nocturno debe cumplirse en el mismo horario, a diario. Esto permitirá, en poco tiempo, que nuestro cuerpo comprenda que ha llegado el momento de relajarse y de renovar las energías.
  • Hay quienes pueden lograr un relax leyendo o viendo televisión antes de dormir, en la cama. Si es tu caso, procura mantener una iluminación adecuada (ni demasiado escasa, ni demasiado brillante) y un volumen de audio que no resulte agresivo, ni que capture tu atención, para poder ir relajando el cuerpo de a poco.
  • También se puede recurrir a remedios caseros para lograr el sueño reparador. Baños de inmersión, infusiones, rutinas de relajación y aromaterapia son algunas de las más conocidas y efectivas. Debes encontrar la que te haga mejor, según tus gustos, características y necesidades diarias.
  • Finalmente, podrás mejorar los hábitos de sueño si lo haces cómodamente. Procura dormir con prendas livianas y frescas, abrigándote con ropa de cama si fuera necesario. No duermas con ventiladores, aires acondicionados ni estufas demasiado fuertes. En lugar de ello, vístete apropiada y cómodamente, y coloca o quita frazadas y cobertores según el clima del día.