¿Quieres cambiar de profesión y no sabes hacer otra cosa?

Con la idea de que no saben hacer otra cosa, muchos se estancan en su profesión y se sienten insatisfechos. Si quieres un cambio pero no te imaginas qué hacer, este artículo puede ayudarte.

100% de votos positivos

Quiero cambiar mi profesión: ¿qué hago?

¿Te has planteado dejar tu profesión pero crees que no sabes hacer otra cosa? Es común que muchos lo piensen, incluso están convencidos de que no saben nada más porque siempre han trabajado en lo mismo.

¿Quieres cambiar de profesión y no sabes hacer otra cosa?

Seguro que sabes a qué nos referimos, y la pena es que es un tipo de creencia muy negativa, no es más que un límite que te pones a ti mismo casi sin darte cuenta. Todo ello por esa corriente a la que hemos estado sometidos de que uno tiene que elegir una profesión y no cambiar jamás de los jamases (y que sea vocacional si es posible, claro) y, por tanto, si no consideras cambiar para qué vas a pensar en posibles alternativas, o en aprovechar al máximo tus circunstancias para formarte y expandir tus posibilidades, ¿verdad?

Claves para pensar en otra profesión

En realidad, la cuestión no es que no sepas hacer otra cosa sino que:

1. Nunca te has parado a pensarlo

Sea porque no ha surgido la oportunidad o la necesidad, o ni te habías planteado hasta ahora hacer otra cosa. Si este es tu caso, el verdadero problema no es que no sepas nada más sino que todavía no sabes lo que quieres, y es entonces cuando aparecen todo tipo de dudas e inseguridades, como es normal, porque cuando lo ves todo borroso es difícil sentirse seguro. Así que tu primer paso es decidir qué te gustaría hacer y para eso hay un ejercicio muy útil para empezar: Piensa a qué cinco profesiones te dedicarías (o al menos lo considerarías) si la tuya no existiera (ni nada relacionado con ella).

El siguiente paso sería ver qué necesitas para dar ese salto y qué tienes ya, y aquí es donde debes pensar en las habilidades que has ido desarrollando, pasiones, talentos, etc. Por supuesto, esto es un proceso difícil de resumir en un párrafo y para el que puede que necesites ayuda profesional.

2. Sabes más de lo que te piensas

Es cierto que hay ciertas habilidades que a lo mejor sí son muy específicas de una profesión en particular, pero muchas otras se pueden aplicar a distintos campos. Lo que necesitas es volver a analizar, con otros ojos, cómo lo que ya sabes hacer se puede aplicar a otros campos. Es decir, que el problema no es que no sepas hacer más cosas, eso da igual en realidad. Lo que importa es que tengas claro qué te gustaría hacer (y no solo qué puedes hacer según lo que ya has hecho hasta ahora, porque eso no quiere decir que te guste...) y que te comprometas a aprender o mejorar lo que haga falta para conseguirlo. Esas son las dos claves.

Y no, nadie ha dicho que sea fácil. Así que dinos, ¿qué primer paso vas a dar? Sólo uno...

"Tu primer paso es decidir qué te gustaría hacer y para eso hay un ejercicio: Piensa a qué cinco profesiones te dedicarías si la tuya no existiera."

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y  fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales y emprendedoras que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, conseguir más clientes, más ingresos y más libertad. Si buscas claridad, motivación, acción y resultados, escucha su audio gratis "5 Pasos para que tu Negocio Despegue en 6 meses o menos" en http://bit.ly/1bD6PN1

"Creer que no sabes hacer otra cosa es un tipo de creencia muy negativa, no es más que un límite que te pones a ti mismo casi sin darte cuenta."