Cómo preparar sopa de ajos

La sopa de ajos no es una simple sopa. Si bien no es dificultosa su preparación, si requiere de tiempo y varios ingredientes para elaborarla.

100% de votos positivos

Receta de sopa de ajos

Pocas cosas nos dicen "invierno en casa de los abuelos" como una buena sopa de ajos, también conocida como "sopa castellana". Calentita, sabrosa y virtualmente reparadora, la sopa de ajos es un platillo que puedes disfrutar cuando quieras, con una elaboración sencilla, aunque requiere de cierto tiempo.

Cómo preparar sopa de ajos

© Depositphotos.com/eskymaks

Ingredientes

Para preparar 6 platos de esta deliciosa sopa de ajos, necesitarás:

10 dientes de ajo
6 huevos enteros
12 rebanadas de pan (preferentemente pan duro)
2 litros de caldo de carne (o 2 litros de agua con dos a tres cubos de caldo de carne)
Pimentón dulce
Sal, pimienta, aceite de oliva
Jamón crudo o serrano picado o en finas tiritas.

Preparación de la sopa de ajos

Comienza por preparar el caldo de carne, en caso que no lo tengas listo, llevando el agua a hervor y agregando, en el proceso, los cubos de caldo. Deja hervir hasta que los cubos se disuelvan, luego unos tres a cinco minutos más para integrar, y retira del fuego, para entibiar.

Pela y rebana los ajos, y corta rebanadas de pan. Fríelas en aceite y, una vez fríos, córtalos en cubos o trozos.

Mientras se entibia el caldo, sofríe los ajos en una sartén con el aceite de oliva. Cuando los ajos hayan tomado un suave color dorado, añade el jamón y sigue sofriendo por algunos minutos más. Retira del fuego para evitar que los ingredientes se quemen.

Ya fuera del calor, rocía el pimentón molido por sobre el sofrito, deja asentar por un minuto, y luego remueve con una espátula de madera. Agrega luego el pan duro frito, cortado o algo molido, y vuelve a colocarlo al fuego. Sofríe esta mezcla por unos dos a tres minutos, y agrega lentamente el caldo de carne. Debes ir removiendo cada tanto, a fuego medio-bajo, para que el caldo no comience a hervir en la preparación, sino calentándose muy de a poco y absorbiendo todos los sabores. Este proceso tomará unos 20 minutos, pero bien vale la pena cuando pruebes el resultado y notes la diferencia.

Pasado este tiempo, agrega sal y pimienta a tu gusto (asegúrate de probar antes el plato, pues el jamón puede haber salado ya lo suficiente), y deja que se integren removiendo. Agrega los huevos de a uno, removiendo velozmente al integrarlos para evitar que se apelmacen. Deja cocinar unos tres a cinco minutos.

Una manera más tradicional de hacer sopa de ajos es integrar las claras y cocinarlas allí, y luego servir la sopa en platos individuales bien caliente, agregando la yema cruda a cada plato, para que se cocine con su calor hasta el punto en el que cada comensal prefiera.

"Sirve la sopa de ajos en platones y agrega unos cubos de cruttons o pan frito, unas hojas de perejil y gotas de aceite de oliva para decorar."

En la manera convencional (agregando a la cocción los huevos enteros), cuando esté lista la sopa de ajos, sirve en platones adecuados y agrega unos cubos de cruttons o pan frito, unas hojas de perejil si lo prefieres, y unas gotas de aceite de oliva por encima, para decorar.

"La sopa de ajos también es conocida como sopa castellana."