En algunas recetas nos piden que incorporemos como uno de los ingredientes, una determinada cantidad de mayonesa dura. ¿Pero como es esa mayonesa dura? 

Es fácil preparar una mayonesa dura; simplemente se debe batir las yemas sin el aceite, y luego incorporar el mismo muy lentamente.