Salud
Cuando el bebé duerme con los padres

La importancia de que el bebé tenga su propio lugar para dormir

Hay muchas razones para entender que tanto el bebé como la pareja necesitan un espacio separado para descansar.

25/06/20 por Eugenia

Cuando papá, mamá y los hijos duermen juntos, se resta intimidad e impide un crecimiento normal de los pequeños

La cama familiar y la intimidad de pareja

Cada familia es un mundo, eso sí que es verdad. Sin embargo, hay consejos que se repiten de una a otra generación, de una a otra ciudad, y a lo largo de todo el mundo. Los asuntos que hacen a un buen desarrollo infantil, así como a estimular el retorno a la pareja una vez nacidos los hijos, son temas que se hacen eco en cada rincón.

Pero aún hay quienes prefieren hacer la “cama familiar”, donde papá, mamá y los hijos duermen juntos. Esto sólo resta intimidad e impide un crecimiento y desarrollo normales en los pequeños. Conoce más al respecto, a continuación.

Pros y contra

Cuando el primogénito de la pareja es recién nacido, es natural que los papás y mamás quieran tenerlo siempre cerca. Puedes oír su respiración, disfrutar de su aroma, y mimarlo sin límites. Pero conforme va creciendo, el niño o niña necesita espacio y aire libre durante su descanso, algo que sólo se logra teniendo su propia cuna o cama protegida.

"El niño o niña necesita espacio y aire libre durante su descanso, algo que sólo se logra teniendo su propia cuna o cama protegida."

Por otro lado, cuando no es el primer hijo, tener al bebé en la cama de la pareja puede causar celos y enojos en los demás niños de la familia, provocando diferencias y marcando separaciones entre los hermanos. Es buena idea contar con la cuna en la habitación de los padres los primeros días, pero hacia el primer mes de vida el bebé necesita tener su propio espacio.

La independencia de los bebés al dormir

Muchos padres sufren ante la sola idea de la “independencia” de sus bebés. Pero recuerda que no están buscando un piso en otra ciudad, sino durmiendo tranquilamente en su propia habitación (o compartida con los hermanos). Los adultos roncamos, dialogamos en la cama por las noches, miramos la TV o encendemos el velador para leer. Todas estas situaciones interrumpen el tan necesario descanso del bebé.

Para un óptimo desarrollo se necesita un ambiente oscuro (quizás no en penumbras) y tranquilo, con temperatura fresca (a diferencia del excesivo calor de tener a papá de un lado y a mamá del otro), y sin sonidos ni zumbidos eléctricos perturbadores.

La intimidad de la pareja con el bebé en la habitación

De más está decir que la intimidad en la pareja se desvanece cuando el tercero es el hijo en común. Pero recuerda que es muy importante mantener una saludable sexualidad (luego de la cuarentena del puerperio), para que la pareja siga estando bien constituida y fuerte.

"Que el bebé tenga un espacio de descanso separado de sus padres es indispensable para configurar un saludable hábito de sueño."

Cuando en la cama está nuestro bebé, ni siquiera pensaremos en la idea de tener relaciones con nuestro ser amado. Incluso si el bebé está en su propia cuna, pero dentro de la habitación, quienes prefieren tener intimidad suelen cambiar su rutina, interrumpiendo el disfrute ante cualquier sensación de que “el niño nos está viendo”. Lo cierto es que los bebés son perfectamente capaces de dormir en soledad, mientras que la tecnología (como los monitores o baby call) nos ayudan a tranquilizarnos, y estar al tanto para cualquier emergencia.

Que el bebé tenga un espacio de descanso separado de sus padres, al menos durante la noche, es indispensable para configurar un saludable hábito de sueño, y mantener una adecuada vida sexual en la pareja. Es la mejor decisión que podemos tomar para el bien familiar en general.

Cómo lograr que mi bebé tenga una rutina de sueño

Cómo enseñarle a dormir al bebé

Durante los primeros tres meses de vida de nuestros pequeños hijos, es normal que duerman con horarios irregulares. Sólo algunos padres muy afortunados tienen bebés que antes de las doce semanas ya se han acostumbrado a un horario de sueño.

Te gusta esta nota?