Ejercicios para Mejorar la Concentración

Técnicas para mejorar la concentración. Ejercicios para la concentración. Cómo hacer actividades para mejorar la concentración

Estudiar con desorden es un cúmulo de distracciones. Identifica qué cosas se llevan tu atención y practica estos ejercicios para la concentración.

En esta nota te ofrecemos algunos ejercicios para que hagas todos los días y puedas mejorar tu concentración.

Técnicas para Mejorar tu Concentración

Las distracciones de la oficina, el sonido de los coches, los niños que juegan a gritos, la TV... estamos constantemente bombardeados por estímulos de todo tipo que nos distraen en nuestras tareas. Por eso aquí te contaremos algunos ejercicios para mejorar la concentración. Son técnicas simples y efectivas que nos ayudarán a recuperar el enfoque y a destinar nuestra energía hacia un solo lugar.

Preparando el terreno

En primer lugar, necesitas quitar los estímulos que te perjudican. Analiza cuáles son los colores, los elementos y todo aquello que atraiga tu enfoque: si estudias cerca de la ventana y tus ojos derivan hacia fuera del cristal, si trabajas con la radio encendida, si el aplique de luz hace un zumbido que te resulta notorio o si tienes una fotografía familiar que observes con frecuencia.

Una vez que identifiques los focos de distracción, haz los cambios necesarios para tener en tu zona de trabajo, actividad o estudio buena iluminación, aire limpio, y ningún elemento o punto que te atraiga.  En cambio, si lo que se lleva tu atención son la acción de otras personas, entonces trata de bloquear los sonidos y estímulos; trabaja a puertas cerradas, pide silencio a quienes te rodean o, mejor aún, adquiere unas orejeras o auriculares con bloqueo de ruidos externos.

"Para mejorar tu concentración necesitas quitar los estímulos que te perjudican. Analiza cuáles son los colores, los elementos y todo aquello que atraiga tu enfoque."

Te puede interesar: Cómo comer para mejorar la memoria

Si la luz de la oficina es lo que te molesta pero no te dan permiso para cambiarla, coloca una lámpara de escritorio que modifique la intensidad, color y vibración; si tu escritorio está frente a la ventana y es fijo, siéntate del otro lado. Haz lo que sea necesario para bloquear los estímulos inadecuados para tu productividad.

Ejercicios para la concentración

La mente, la memoria, y también la concentración pueden ejercitarse a diario. Al igual que hacer deporte fortalece tus músculos para el resto del día, hacer estos simples ejercicios para mejorar la concentración te ayudarán al momento de sentarte a estudiar o trabajar.

Sigue la idea: La primera de las técnicas se trata de pensar en un concepto o una imagen. Cierra los ojos y piensa en esa imagen, en sus detalles, en esa palabra y sus sonidos, lo que sea. Procura mantener la idea en mente, sin dejar que otros pensamientos se entrometan, por tanto tiempo como puedas. Si algún estímulo vence tu concentración, respira profundo y vuelve a intentarlo. Haz este ejercicio 10 a 15 minutos por día durante tanto tiempo como necesites, hasta lograr mantener el pensamiento los 15 minutos seguidos.

Cuenta elementos. Lee un libro pero, en lugar de sólo leer de corrido, comienza a contar las palabras de cada párrafo. Esto hará que tu cerebro se disocie entre comprender lo leído y llevar la cuenta. Si no tienes un libro a mano, simplemente cuenta números e imagínalos en tu mente mientras vas en el tren al trabajo, o cuando estás en la cola del banco.

Claves para mejorar la concentración. Actividades mentales para mejorar la concentración. Ejercicios simples para la concentración

Luego de practicar estos ejercicios para la concentración podrás estudiar en cualquier lugar sin problemas.

Observa la hora. Consigue un reloj con segundero, y sólo dedícate a seguir su recorrido, observar sus movimientos, escuchar sus sonidos, apreciar su color. Hazlo por tanto tiempo como puedas sin dejar que otros pensamientos te quiten la concentración. Si llegas a los 10 minutos sin distracciones, ¡misión cumplida!.

Prueba estos ejercicios para la concentración y lograrás mejorar tu productividad en tus tareas diarias, ya sean de estudio o laborales. ¡Buena suerte!

"Hacer a diario estos simples ejercicios para mejorar la concentración te ayudarán al momento de sentarte a estudiar o trabajar."