Cómo dejar de beber

La bebida es una droga si no sabemos limitar su consumo. Aquí veremos algunos consejos para dejar de beber y escapar de su adicción.

Cómo dejar de beber

Consecuencias de la adicción a la bebida

Dicen que una copa de vino al día es buena para la salud, pero más para el espíritu. Sin embargo, cuando la bebida comienza a ser consumida en abundancia y es casi imprescindible para las reuniones sociales y la vida diaria, estamos en las puertas de lo que puede convertirse en un verdadero problema.

Cómo dejar de beber
Cómo dejar de beber

© Depositphotos.com/yayha

Como cualquier sustancia consumida de forma desmedida, el alcohol se vuelve nocivo para nuestro bienestar. Altera las funciones hepáticas y modifica la consistencia de nuestra sangre, además de nublar el buen juicio y la velocidad de reacción. Los sentidos se vuelven lentos y la percepción sensorial se ve profundamente alterada siquiera con media copa de una bebida de alto contenido alcohólico. Además, el consumo habitual deja en el organismo toxinas y residuos que alteran nuestro buen funcionamiento, además del aspecto corporal.

Hay muchas bromas al respecto de los beodos y sus comportamientos, pero quienes han conocido la adicción a la bebida de cerca saben que no hay nada gracioso en ello. El alcohol puede ser el vehículo que conduzca a una persona a la misma tumba si no la sabe consumir a placer y con moderación.

Consejos para dejar la bebida

Para dejar de beber sólo hay que tener ganas de hacerlo. Es tan simple decirlo como tan simple lo será si nos decidimos. Cuando nacemos, requerimos de leche materna, y luego sólo necesitamos agua limpia para la subsistencia. Todo lo demás es un gusto anexo que nos damos. Así, el alcohol es un elemento extra, del cual podemos prescindir y seguir manteniendo una excelente calidad de vida (y sin dudas, mejor que la actual).

Para dejar la bebida sólo hay que tomar la decisión, y ponernos en acción. Si notas que el consumo de alcohol está un poco fuera de carril en tu vida diaria, te recomendamos los siguientes consejos:

  • Siquiera un trago de una copa, evita consumirla en lo absoluto. Elige bebidas libres de alcohol, dulces o secas, siempre vírgenes. Los zumos de fruta son la mejor elección, pues sacian la sed y la languidez, tienen notas dulces, y visualmente son más atractivas que el incoloro vaso de agua limpia.
  • Evita las situaciones sociales que conduzcan a la bebida. Al menos en las primeras semanas desde que tomes la decisión de dejar de beber, evita ir a bares, fiestas y celebraciones acompañadas de alcohol en demasía.
  • Practica actividades al aire libre para despejar la mente y el cuerpo. Esto, junto a tu abandono de la bebida, hará maravillas por tu imagen corporal, y fomentará tu determinación en no volver a beber.
  • Evita las actividades que conduzcan a la bebida. Una noche de póker con cigarros y bocadillos fácilmente te incitará al consumo de alcohol. Entonces, mejor elegir una noche de cine o de parque de entretenimientos, que suelen ser sitios libres de alcohol.

"Como cualquier sustancia consumida de forma desmedida, el alcohol se vuelve nocivo para nuestro bienestar."

'

"Para dejar de beber sólo hay que tener ganas de hacerlo. Es tan simple decirlo como tan simple lo será si nos decidimos."