Qué son los mariscos

Si bien los mariscos son diferentes por su cuerpo, son similares en lo que respecta a su valor nutritivo para nuestro organismo. Se recomienda que el consumo de peces y mariscos se realice 3 veces por semana como mínimo y que esta comida se alterne con otros alimentos de origen animal (carne, huevos, leche), vegetales en general, legumbres, cereales y frutos secos.

"Se recomienda que el consumo de peces y mariscos se realice 3 veces por semana como mínimo y se alterne con otros alimentos como, carne, vegetales, y legumbres."

Te puede interesar: Cómo elegir pescados y mariscos

Los mariscos nos proporciona numerosas proteínas, ácidos grasos omega 3 y 6, vitaminas y minerales muy necesarios para que nuestro cuerpo se desarrolle de manera sana y sin carencias nutritivas.

Los mariscos no poseen esqueleto interior como los peces. Su cuerpo es blando y se encuentra protegido por un caparazón o concha dura. Aquí podemos encontrar: crustáceos y moluscos, cada cual con sus características.

Diferentes tipos de mariscos

  • Crustáceos: Los crustáceos poseen su cuerpo cubierto por un caparazón duro y la mayoría posee patas (las dos primeras suelen ser pinzas). Aquí podemos agrupar: langostas, gambas, centollos, cangrejo de río, camarón, langostino, bogavante, etc.
  • Moluscos: Su cuerpo blando se encuentra protegido por una concha dura y calcificada como las ostras, los mejillones y la almeja. Pero hay algunos moluscos que no poseen concha y su cuerpo se encuentra cubierto de tentáculos, como es el caso del pulpo y el calamar.