2 Recetas de Pulpo: A la gallega y Pulpo Frito en Saquitos

Aprende a cocer el pulpo con 2 recetas fáciles: Pulpo a la galleta y frito en saquitos. Descubre algunos secretos para que quede tierno y sabroso

Recetas para Cocinar Pulpo

Quizás en tu cocina local las recetas de pulpo suenen extravagantes, sin embargo, pueden ser el complemento ideal para tus platillos de siempre, y que tiene sólo sabor, beneficios y una gran textura para convidarte.

Platillo con pulpo a la galleta, una de la recetas para cocinar pulpo más populares

© Depositphotos.com/edu1971

El pulpo a la gallega es una de las formas tradicionales de prepararlo, y muy fácil de hacer en cualquier momento.

El pulpo, mejor si es fresco, es una gran y sabrosa fuente de proteínas, y tiene una cantidad adecuada de calorías saludables que dan energía a tu cuerpo. Además, es una buena fuente de vitaminas y minerales como el potasio y el selenio y, por si fuera poco, tiene un sabor genial que hace más apetecible a muchísimos otros platos. Eso si, lo mejor es disfrutarlo bien tiernito, y para ello puedes seguir estos tips para ablandar la carne de pulpo.

Tips para elegirlo

El pulpo puede conseguirse congelado casi en cualquier sitio, sin embargo, verifica en tu mercado local si lo hallas fresco, para tener mejor sabor y más versatilidad en tus recetas. En reglas generales, la carne debe ser firme aunque flexible, y su color puede ser rosado o blancuzco, brillante.

Receta con pulpo. Cocción con salsa de vino

Complementa el relleno de los saquitos de pulpo con un poco de vino tinto, y cocina en estofado para tener un contundente platillo en el invierno.

© Depositphotos.com/marcomayer

Su aroma es levemente pronunciado: si hueles a pescado, es probable que ya no sea fresco, o que haya sido descongelado desde hace más tiempo del recomendable. El pulpo del Mediterráneo suele ser más sabroso y también más tierno, mientras que el del Pacífico es algo más firme.

Cómo hacer pulpo: Preparación

Una vez elegido, el tendero lo empacará con hielo y debes cocinarlo en el mismo día (aunque si prefieres esperar, sigue estos consejos para conservar el pulpo). Retíralo del frío, enjuágalo en agua fría, y quita los tentáculos de la cabeza. Luego, voltea la cavidad estomacal y retira los intestinos, la boca y los ojos. Vuelve a voltearlo y pela la piel; si te resulta difícil, blanquéalo antes en agua hirviendo durante dos minutos, pasándolo a agua bien fría por algunos segundos para poder manipularlo. No es necesario quitarle la piel si vas a hacer pulpo frito entero o en piezas, o si lo vas a preparar a la brasa o grillarlo.

A continuación, te ofrecemos 2 recetas con pulpo fáciles y deliciosas, y en ellas aprenderás la técnica básica para cocerlo y para que quede bien tierno.

Receta de pulpo a la gallega

El pulpo a la galleta es, quizás, el platillo más conocido. Prepáralo hirviendo agua en una olla grande, cuando burbujee, agrega 4-5 dientes de ajo, 2-3 hojas de laurel, y una cucharadita de granos enteros de pimienta negra. Deja hervir unos minutos y luego blanquea la carne tomándola con pinzas y sumergiendo brevemente unas 3 veces (esto se llama “asustar al pulpo”). Cuando notes que se ha contraído, ponlo en el agua hirviendo y cocina 40 minutos. Apaga el fuego y deja reposar 4-5 minutos, y luego escurre bien, sin descartar el agua.

Vuelve a calentar y cocina allí 4 patatas lavadas, peladas y cortadas en rebanadas por 8-10 minutos, para que tomen el color del líquido. Escúrrelas.

Pon en un plato las patatas coloreadas, por encima el pulpo cortado en bocados (sus tentáculos separados y troceados), sal, pimienta y pimentón para decorar.

Pulpo frito en saquitos

Esta es una receta de pulpo frito muy sabrosa. El primer paso es “asustarlo” tal como aprendiste en la receta anterior, y cocínalo 40 minutos en agua hirviendo complementada con ajo y pimienta. Deja reposar en el agua 4-5 minutos antes de retirarlo, escurrirlo, y trocearlo.

Aparte, pica cebolla de verdeo y setas, y saltéalos en aceite de oliva. Ya listo retira del fuego, condimenta con sal, pimienta y pimentón, y agrega una lata pequeña de extracto de tomate. Vuelve al fuego y cocina en hervor lento 15 minutos, retira del calor, deja reposar, y une con el pulpo troceado. Cuando entibie lo suficiente, rellena discos de masa (como tapas para empanada) y ciérralas en saquitos. Cocina en aceite de oliva por ambos lados, hasta dorar.

"Recuerda que el tiempo de cocción del pulpo es de aproximadamente 40 minutos."

Recuerda: prepáralo y “asústalo” antes de cocinarlo en agua hirviendo (tiempo de cocción del pulpo: 40 minutos aprox.) De esta manera quedará sabroso y tierno, y su piel no se desprenderá. Trocéalo, y agrégalo a platos de arroz, salsas para pastas, o a la receta para hacer pulpo que quieras disfrutar.

Video: Pulpitos con Salchichas

No son pulpos, ¡pero se parecen!. Esta receta para cortar salchichas en forma de pulpitos les encantará a los niños.

"Antes de hacer estas recetas de pulpo verifica que no huela a pescado. Si es así, es probable que ya no sea fresco o que haya sido descongelado desde hace más tiempo del recomendable."