Alimentos que pueden hacerle daño a tu bebé

A ellos les encantará probar sabores nuevos, pero no todos los alimentos son aptos para los bebés cuando comienzan a ampliar su dieta. Es mejor conocerlos para evitar alterar su organismo.

Alimentos que no debes dar a tu bebé

Alimentos prohibidos para bebés

Papillas de banana para que crezca fuerte, una cucharada de arroz en pasta para evitar las diarreas, puré de hojas verdes para evitar el estreñimiento… los consejos son muchos y se repiten a voces, aunque la calidad de los alimentos de hoy ya no sea la que gozaron nuestros abuelos. Debemos prestar mucha más atención y prevenir cualquier agresión a la integridad de nuestro hijo o hija. Por eso, y para no correr riesgos, aquí te contamos cuáles son los alimentos que definitivamente no querrás darle a tu bebé, por mucho que te lo hayan recomendado antes.

Alimentos que pueden hacerle daño a tu bebé
Cuidado con los postres comerciales, en especial los de chocolates que prometen enormes aportes de leche

Bebidas gaseosas y refrescos

Es cierto que, cuando los adultos enfermamos, nos recomiendan beber complementos vitamínicos, bebidas energizantes y gaseosas de lima limón para evitar las descomposturas. Pero los bebés no se benefician de ellas en lo más mínimo. Ni las de dieta, ni las de colores claros: ningún bebé o niño menor a tres años debe consumir refrescos y gaseosas, de ningún tipo, pues comprometería su sistema digestivo, su dentición y su organismo en general.

Algo similar sucede con los jugos de frutas, ya sean de botella o deshidratados. Estos poseen conservantes, estabilizantes, colorantes, endulzantes artificiales y todo un batallón de ingredientes poco saludables para el delicado organismo de los bebés. No le sirvas de estos jugos hasta que no tenga cumplidos, al menos, los dos y medio a tres años de edad.

Galletas y postres para bebés

Las galletas dulces están cargadas de azúcares naturales y artificiales, además de conservantes y saborizantes que no deseas dar a tu bebé. Además, su textura facilita que se desgranen, pudiendo hacerle sufrir ahogos. Lo mismo se aplica a las galletas saladas y a los bocadillos de este estilo, incluyendo el pan en rebanadas. Lo mejor es convidarle, a partir de sus ocho meses de edad aproximadamente, una cascarita de pan francés para que chupe, cambiándola por una nueva cuando pierda su firmeza.

Cuidado con los postres comerciales, en especial los de chocolates que prometen enormes aportes de leche: no dejan de ser compuestos artificiales, con conservantes y químicos agregados, que sólo son aptos para niños de tres años de edad en adelante. Lo mismo podemos decir de las gelatinas, que hoy en día son meramente azúcares y colorantes hidratados, y no son de valor nutricional para los más pequeños. También recuerda que los endulzantes y el chocolate son conocidos alimentos con alto potencial alérgico, que es mejor alejar de nuestro pequeño bebé.

Comidas procesadas y comerciales

Ten mucho cuidado con estos alimentos. A pesar de que indican estar formuladas para niños, no siempre se aplican a los bebés. Sucede la misma situación que en los demás mencionados: poseen agregados artificiales que impiden el correcto desarrollo de los sistemas vitales de tu bebé. Lo mejor es cocinar en casa, o bien consultar a un nutricionista pediátrico al respecto de las marcas comerciales adecuadas.

"Ningún bebé o niño menor a tres años debe consumir refrescos y gaseosas, de ningún tipo."

'

"Recuerda que los endulzantes y el chocolate son conocidos alimentos con alto potencial alérgico, que es mejor alejar de nuestro bebé."