Salud
El tamaño de los bocados para tu bebe

Los bocados para el bebé, primeros pasos en la alimentación sólida

El bebé va ampliando su lista de alimentos y aparecen los sólidos. Veamos de qué tamaño deben ser los bocados y algunos consejos.

14/01/21 por Eugenia

Nunca dejes a tu bebé comiendo sin supervisión

El tamaño de los bocados para el bebé 

La alimentación comienza paulatinamente, con gran paciencia, presentándole al bebé purés y pisados de frutas, vegetales, cereales y algunos tipos de carne. En pocos meses, el paladar y el gusto del pequeño se amplía, y comienza a pedir más alimentos (en especial aquellos que consumen los mayores). Pero debes tener cuidado en la cantidad y también en el tamaño de los bocados que des al bebé, para prevenir ahogos, muy habituales entre los 8 meses y los 2 años.

También te puede interesar...
Alimentos sólidos para el bebé: cómo, cuándo y cuánto

Las cucharadas de purés que des a tu bebé equivalen a la mitad de una cuchara pequeña, retirando de los labios y comisuras de la boca todo aquello que no haya sido tomado o lo que escupa. Cuando esté listo para alimentos con texturas más firmes, asegúrate de darle porciones minúsculas. Aunque parezca una exageración, recuerda que bocados tan pequeños como cubos de 7 milímetros ya son lo suficientemente grandes como para asfixiar al bebé.

A partir de los 8 meses, el niño ya pide tomar su propio alimento, chuparlo, jugar con él y explorarlo. En estos casos, debes darle alimentos que no se desgranen fácilmente en piezas sólidas, como el pan de miga. Lo mejor es dar una cáscara firme de pan francés o de campo, para evitar la asfixia. El pan de trigo, por su textura pastosa al humedecerse, puede ser adecuado.

También puedes ofrecerle un trozo de fruta que se desgrane fácilmente, como la pera, siempre y cuando el tamaño que le des sea mayor a su mano y nunca menor. Conforme lo vaya comiendo, quítaselo cuando llegue a tener el tamaño igual o apenas menor al de la palma de su mano, pues podría tragárselo.

"A partir de los 8 meses, puedes debes darle alimentos que no se desgranen fácilmente en piezas sólidas, como el pan de miga."

Escupir y retirar los bocados

Nunca le des manzanas, uvas, cereales sólidos ni alimentos pequeños, pues al intentar succionarlos podría aspirarlos completos. Si notas que tiene un trozo de alimento en la boca, no temas: introduce tu dedo limpio y retíralo, para darle luego un nuevo bocado de lo que esté comiendo. En cuanto puedas, enseña a tu bebé a escupir los alimentos que incomoden en su boca. La acción de retirarlos con tu dedo le irá enseñando esto desde la más temprana edad.

Nunca dejes a tu bebé comiendo sin supervisión, aunque se trate del más suave puré de vegetales. El niño o la niña puede llevar a su boca un bocado demasiado grande, y tragarlo por accidente. Si esto ocurre, pon en práctica las técnicas que hemos aprendido sobre asfixia y primeros auxilios para bebés.

Cuando comienza a asomar sus dientecitos, se despierta en los padres el dar al bebé tamaños mayores. Pero esto es una mala decisión: continúa cortando minúsculas porciones hasta, al menos, los dos y medio a tres años de edad. También, enséñale a masticar durante mucho tiempo, incluso de grandes, pues te ayudará a prevenir ahogos accidentales.

Alimentos sólidos para el bebé: cómo, cuándo y cuánto

Cuándo iniciar la alimentación sólida

Normalmente, en un desarrollo convencional, el bebé estará listo para comenzar a consumir papillas y alimentos sólidos a partir de los seis meses de edad, acompañando la lactancia materna o maternizada (fórmula).

SEGUIR LEYENDO...

Te gusta esta nota?