Un pastel de bodas para cada invitado

Pasteles de bodas para una celebración íntima

Las celebraciones de boda se piensan multitudinarias, magnánimas, llenas de vestidos con capas y tules, brillos, fuegos artificiales y espumante en cristalinas copas. Pero a veces sucede que las parejas prefieren una celebración de bodas íntima, invitando sólo a la familia directa y algunos amigos cercanos.

En este caso, podemos darnos ciertos lujos que no podríamos hacer con muchos invitados. Por ejemplo, crear postres personalizados para una boda sencilla.

Cómo hacer pasteles de boda en miniatura

Para hacer estos postres prepararemos miniaturas de un pastel de bodas en dos o tres niveles.

El primer paso es hacer el bizcocho, base del pastel, ya sea de vainilla o de chocolate, con la receta que tengas a mano, y hasta incluso puedes utilizar el de caja, preparándolo según las instrucciones para facilitar el trabajo.

Prepara el bizcocho en un gran molde para luego recortar los niveles, o bien cocina los niveles en moldes circulares de dos tamaños. Por ejemplo, uno de 8 cm y otro de 6 cm. Sea cual fuere tu elección, planifica uno por cada comensal, y algunos extra por las dudas.

Ten la precaución de dejar enfriar el bizcochuelo antes de desmoldar cuando lo retires del horno, para evitar que se rompa y se estropee el trabajo. Una vez desmoldado, corta las partes infladas o desparejas, dejando dos discos perfectos por cada pastel.

Rellenos y capa para cada pastel

Una opción es hacer un pastel simple de dos capas, colocando relleno entre uno y otro disco si tuvieran poca altura, o bien cortar cada disco para presentar el pastel con tres capas de relleno. En este caso, elegimos los cortes: partimos el disco de 8 cm y rellenamos en medio con crema batida y fresas, partimos en disco más pequeño y rellenamos la capa con merengues triturados, y entre uno y otro disco colocamos dulce de leche o manjar con frutas secas partidas.

Armaremos todos los pasteles antes de proseguir, para que los rellenos se fijen y adhieran bien entre capas y discos.

Coberturas para los pasteles de boda individuales

Para recubrir estos pasteles individuales para la boda, elige fondant estirado en una capa fina, o un simple glaseado en color blanco. Para el primer caso, recubre primero el disco grande, luego monta el disco pequeño y cúbrelo. Si optas por el glaseado, espárcelo delicadamente para lograr una superficie bien lisa y prolija. Para completar, prepara crema de azúcar o glasé real del color que prefieras, y usando la manga con una boquilla pequeña, crea una decoración en la unión entre los discos, en la base y en la parte superior, como se hace en los enormes pasteles de niveles.

Ideas para personalizar cada pastel de boda

Llega el turno de personalizar los postres para esta pequeña boda. Puedes colocarle la letra correspondiente a cada inicial del nombre de los invitados, modelada en pastillaje y endurecida, o bien escribir el nombre completo en crema de chocolate por encima. Otra idea es dibujar las iniciales de los nombres de los novios, la fecha de la celebración, o el dibujo de dos alianzas entrelazadas.

Hacer un pastel personalizado para cada invitado de la boda será un detalle sensacional, que hará sentir a los presentes aún más cercanos a la pareja. Además, con esta idea podrás adecuar cada postre a las dietas específicas de cada uno (por ejemplo, si hubiera diabéticos, celíacos o personas con condiciones dietarias especiales) o de acuerdo a sus gustos particulares con respecto al relleno.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Un pastel de bodas para cada invitado, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social