Pastel de cumpleaños con decoración de regalo

¿Y si el pastel mismo fuera el regalo de un cumpleaños? Bueno, no el regalo en sí, pero su decoración y forma complementarán perfectamente la celebración, haciendo las veces de obsequio donde soplar las velitas o sacarse una bella foto con amigos e invitados.

Te puede interesar: Cómo hacer una Torta Sin Harina

Ingredientes

Para preparar este pastel necesitarás una taza de azúcar blanco común, 125 gramos de mantequilla, 2 huevos enteros, esencia de vainilla, 1 ½ tazas de harina común, dos cucharadita de polvo de hornear, y ½ taza de leche. Luego, necesitarás dulce de leche (o mermelada, jalea, crema, etc.), crema batida con azúcar, frutas frescas trituradas, merengues partidos y los tres ingredientes que elijas, para hacer un pastel con tres capas de relleno.

Preparación del pastel

Calienta el horno a 180°C y, mientras tanto, prepara un molde cuadrado de unos 23 a 25 cm de lado. Enmantécalo y enharínalo.

Coloca el azúcar y la mantequilla a temperatura de ambiente en un bol espacioso, para integrarlas con la batidora eléctrica o con un tenedor. Cuando obtengas una preparación cremosa, incorpora los huevos de a uno y la esencia de vainilla. Mezcla bien, y luego ve incorporando lentamente el harina y el polvo de hornear tamizados. Finalmente, agrega la leche si fuera necesario para aligerar la masa. Coloca en el molde y reposa unos 5 minutos.

Lleva al horno por 30 a 40 minutos, hasta que los bordes se noten apenas dorados. Al introducir un cuchillo al centro, este debiera salir seco y limpio. Retira del horno y deja enfriar en el molde o sobre una rejilla.

Ya bien frío, divide en cuatro capas, y coloca los rellenos en cada una, a tu elección.
Prepara el pastel, recortando para redondear los cuatro bordes superiores y dejando la superficie superior lisa y pareja.

Cobertura del pastel

Para cubrir el pastel prepararemos un fondant clásico. Para ello, necesitarás claras de huevo y azúcar glas o impalpable, unas gotas de zumo de limón y colorante vegetal del tono preferido, para dibujar la filigrana del "papel de regalo". Para la cobertura de fondant y las cintas, necesitarás ½ de taza de mantequilla bien blanca, 1/3 de taza de jarabe de maíz (puedes usar sirope, miel, o melaza), esencia de vainilla, ½ cucharadita de sal, y 4 tazas (unos 450 gramos) de azúcar glas tamizada.

Creando el diseño de regalo

Prepara primero el glasé. Con batidora eléctrica bate las claras de huevo y el zumo de limón. Luego, ve incorporando el azúcar glas hasta obtener una crema fluida de buena textura, y divide en compoteras si quieres dar diferentes colores, usando colorante vegetal para uso gastronómico. Coloca en una manga de boquilla muy fina, y reserva.

Para preparar el fondant debes mezclar la mantequilla bien blanda con el jarabe de maíz, y la vainilla y la sal hasta integrar bien. Ve incorporando, de a poco, el azúcar glas tamizado, hasta lograr una masa suave. Cubre con film y deja reposar una media hora.

Estira el fondant en una capa delgada (aunque no demasiado, unos 4 mm). Cubre el pastel con manjar o dulce, o alguna jalea o mermelada, para que el fondant se pegue. Puedes separar un poco de fondant ahora, o bien cubrir la torta con prolijidad y recuperar los trozos sobrantes.

Imagen: 1

Imagen: 2

Imagen: 3

Colorea estos trozos restantes con colorante rojo y verde, por separado, o los colores que prefieras. Estira tiras delgadas, para colocarlas sobre la torta a modo de cintas decorativas. Haz tiras más delgadas de unos 10 centímetros de largo, y forma un frondoso moño para colocar por encima, como si se tratara de un presente verídico.

Luego, decora el blanco con el glasé en manga, a modo de filigrana o estampado del papel de regalo, y tendrás una torta muy sabrosa, presentado de un modo ideal para una celebración.