Tratamiento para la halitosis

Cómo curar la halitosis

El mal aliento o halitosis es un mal común a muchas personas. Sea por enfermedades o condiciones bucales, por una mala digestión, incluso por no haber comido en un largo período de tiempo, o por haber dormido sin una higiene bucal correcta, este incómodo aroma puede interrumpir tus actividades diarias.

En esta nota conoceremos el tratamiento para la halitosis, para que tu sonrisa se vea siempre acompañada de un aliento fresco y delicado.

Identificar las causas del mal aliento

Lo primero que debemos hacer es identificar el problema. El mal aliento puede ser el reflejo de condiciones médicas o de salud, sea de los pulmones, garganta, estómago, hígado e incluso intestinos. La halitosis puede tener origen en infecciones (en particular, en la boca), una alimentación especiada, inadecuada o insuficiente, falta de saliva producto de no beber suficiente agua a lo largo del día, o mala higiene bucal.

Como decíamos, para darle un correcto tratamiento a la halitosis primero hay que identificar la causa .

Una visita al odontólogo es el primer paso. El dentista te dirá si hay infecciones y las causas probables del mal aliento, e incluso derivarte a un médico clínico o a un nutricionista si el problema tuviera tales orígenes. Por otro lado, el odontólogo podrá recomendarte productos de higiene bucal (como cepillos, enjuagues, cremas dentales, raspadores de lengua, hilo dental y otros) y practicar limpiezas de profundidad para encaminarte de mejor manera hacia la cura de la halitosis.

Nunca debes dejar de prestar atención al mal aliento, pues puede deberse a una mala digestión, mala higiene o haber comido un alimento especiado, como también el reflejo de una condición de salud. Aquí veremos algunos buenos trucos para tratar la halitosis, sin embargo, debes prestar atención al hecho, analizar, consultar a tu médico, y buscar la causa y la solución más apropiadas en cada caso.

Remedios caseros para la halitosis

La buena higiene es fundamental para prevenir el mal aliento. Comienza por enjuagar enérgicamente con agua templada, y luego cepilla tus dientes, paladar, lengua y encías, con un cepillo dental apropiado y crema dental de buena calidad. Enjuaga y haz un buche de un minuto, aproximadamente, con enjuague bucal, pues te ayudará a eliminar el resto de crema dental, bacterias y sarros, además de higienizar posibles heridas e infecciones. Puedes usar hilo dental entre el cepillado y el buche de enjuague bucal, para una mayor y mejor limpieza.

Otra buena forma de solucionar temporalmente el mal aliento es mascar hojas de menta, perejil o de salvia frescas y limpias, o conservarlas en la boca (entre el interior de las mejillas y las encías, por ejemplo). Estas hojas van liberando compuestos aromáticos y, además, poseen propiedades antisépticas.

La limpieza de los dientes y la cavidad bucal luego de comer o de fumar es imprescindible para evitar la halitosis. Si no tienes crema dental y cepillo a mano, procura hacer un buche de enjuague bucal, o también mascar una manzana o un trozo de zanahoria cruda, que limpian los dientes y dejan un aliento fresco.

Otra forma de limpiar los dientes en casos de necesidad es la goma de mascar sin azúcar de aroma mentolado.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Tratamiento para la halitosis, te sugerimos que visites nuestra sección Salud bucal.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social