Técnicas de relajación para combatir el estrés

4 métodos para lograr una buena relajación

El estrés de la vida actual es uno de los mayores enemigos del hombre, y cada vez aparecen más enfermedades derivadas a este flagelo.

La realidad es que no es tan difícil conseguir acabar con el estrés, pero es importante practicar todos los días, tener constancia y concentrarnos completamente. De esta forma, acabaremos por incluir estados de relajación en nuestra vida cotidiana de forma que evitemos infartos, hipertensión y un sinfín de enfermedades derivadas.

Hay muchas opciones para lograr una buena relajación. Podemos acudir a que nos den masajes y tratamientos corporales, pero hoy vamos a traer una alternativa que funciona educando a nuestro cuerpo, y sin gastar nada de dinero.
Fundamentalmente, esta conciencia positiva la vamos a conseguir a partir de cuatro puntos esenciales que pasamos a definir a continuación:

Relajación con respiración abdominal

La respiración de la zona del estómago (abdominal) es una práctica utilizada desde el tiempo de los romanos para disminuir el estrés y combatir la ansiedad.
La respiración abdominal sirve fundamentalmente para evitar la hiperventilación (respiración rápida o profunda, generalmente causada por ansiedad o pánico), y conseguir oxigenar al máximo posible nuestra sangre.

Para practicar la técnica de respiración abdominal, debemos sentamos y colocamos la mano derecha sobre nuestro pecho. Tomamos aire de forma que sólo llenemos la parte de abajo de los pulmones. Durante la respiración, debemos comprobar con la mano que el pecho no se mueva.

Al principio puede costarnos un poco, pero en poco tiempo veremos que nos vamos habituando. Para más detalles, lee el artículo "cómo hacer la técnica de relajación con respiración abdominal".

Relajación con técnicas de meditación

La meditación es imprescindible para acabar con el estrés. Es otra de las técnicas que son difíciles al principio, pero cuando conseguimos habituarnos, nos damos cuenta de que es una de las mejores costumbres que pudimos adoptar.

Hay distintos modos de meditación. El encontrar el que más se adapte a nuestras necesidades dependerá de nosotros. Recomendamos empezar probando algunos de ellos y quedarnos con el que veamos que nos funciona mejor. Encontrarás muchas técnicas en nuestro portal.

Lograr un pensamiento positivo

Otro factor imprescindible es el pensamiento positivo, que más que una técnica es un cambio de actitud. Si siempre tenemos nuestra mente libre de ofuscaciones, tristezas, malas sensaciones y, en general, de todo lo que afecta a nuestro estado de ánimo, lograremos un mejor estado de salud.
Estamos rodeados de gente tóxica y pensamientos que atacan nuestro estado de ánimo. Descubre distintos métodos para evitarlos con nuestro artículo "cómo evitar los pensamientos negativos".

Relajación con visualización

Si nos encontramos en un momento de estrés, visualizar lugares que nos relajen puede ser un buen sistema para sentirnos mejor. Tenemos que conseguir que se borre de nuestra mente cualquier pensamiento; la realidad desaparece y nos sumergimos en un mundo en el que todo es perfecto.

El lugar dependerá de nosotros. Si optamos por una playa, por un río, en pleno campo... cualquier opción es buena si saca lo mejor y más positivo de nosotros mismos. Tan sólo tendremos que observar todo lo que nos rodea y procurar relajarnos al máximo.
Para aprender mejor esta técnica, lee nuestro artículo "cómo hacer un ejercicio de relajación con la imaginación".

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Técnicas de relajación para combatir el estrés, te sugerimos que visites nuestra sección Calidad de Vida / Autoayuda.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social