Cómo Evitar a la Gente Tóxica

Como evitar a la gente tóxica. Tips para tratar a las personas tóxicas. Consejos para evitar a la gente tóxica. Qué es la gente tóxica.

Quizás no podamos alejarnos físicamente de una persona tóxica, pero sí podemos tomar algunos recaudos.

© Depositphotos.com/apid

Como dice el dicho, hay gente que es mejor perderla que encontrarla. Este sería el caso de la gente tóxica, término relacionado a las personas negativas que sólo nos aportan preocupaciones y mala onda. ¿Cómo deshacernos de ellas?

¿Qué significa gente tóxica?

La expresión "gente tóxica" ha entrado en boga en los últimos tiempos. Se trata de aquellas personas que, en verdad, no aportan cosas positivas a nuestras vidas, sino todo lo contrario; sólo resultan en eventos o sensaciones negativas. Para lograr nuestro bienestar, es necesario, en primer lugar, aprender a identificar a una persona tóxica, y luego procurar alejarnos, aunque en ocasiones esto pudiera ser una tarea complicada.

La verdad es que la gente tóxica no es necesariamente "mala gente", sino que, simplemente, no cumplen un propósito beneficioso en nuestro existir. Si se tratara de una persona alejada a nuestros seres queridos, alejarnos de la misma sería tarea sencilla, pero si hablamos de un pariente o familiar, o de una persona integrante de nuestro círculo íntimo, el asunto se complica, y mucho.

La gente tóxica no es necesariamente "mala gente", sino que, simplemente, no cumplen un propósito beneficioso en nuestro existir.

Te puede interesar: Cómo saber si un compañero de trabajo es tóxico

Cómo evitar a la gente tóxica

Quizás no podamos alejarnos físicamente de una persona tóxica, pero sí podemos tomar algunos recaudos. Por ejemplo, debemos entrenarnos para que no afecte nuestras vidas. Esto incluye no hacernos cargo de sus problemas, siempre y cuando podamos hacerlo.

Tal vez se trata de una amiga que generalmente nos relata sus tantos problemas, logrando preocuparnos o darnos "mala vibra". Ya que está en nuestra naturaleza ayudar, eliminar esta negatividad se va a referir entonces a escuchar y aportar consejos si queremos, pero no interiorizar sus conflictos propios, en especial cuando se trate de trivialidades o de asuntos que posean una solución sencilla.

A menudo ocurre que se tiene un círculo de amigos bastante pequeño. Si este es el caso, y uno de los pocos amigos resulta una persona tóxica, muchos se enfrentan a una dura decisión: alejarse para buscar el bienestar, con el costo de perder una amistad que resulta necesaria. Pero la frase "mejor solo que mal acompañado" viene muy al caso. Es que, aunque tengamos sólo un amigo, no debemos conformarnos. Quizás este peso que llevamos cargado sea lo que nos impide ampliar nuestros contactos y hacer nuevas amistades. En tal caso, no es necesario desvincularnos, sino simplemente subir un poco la guardia e intentar que su negatividad no nos afecte en nuestras actividades o pensamientos.

Como dijimos, si se trata de alguien a quien podamos obviar de nuestros contactos cotidianos sin reparo alguno, no temas en hacerlo. En muy poco tiempo vas a ver cómo al evitar a la gente tóxica o negativa comienzas a liberarte de problemas, malhumor, conflictos y malestares, y dejándote toda esa energía libre para ser ocupada en otras cosas más importantes.

"Quizás no podamos alejarnos físicamente de una persona tóxica, pero sí podemos tomar algunos recaudos. Por ejemplo, debemos entrenarnos para que no afecte nuestras vidas."