Propiedades de la espinaca

¿Qué nos aporta la espinaca?

Cuando Brutus acosaba a Popeye, el marinero sabía bien lo que debía hacer: comer su lata de espinacas para ser fuerte y estar siempre listo para la acción. Y esto no es una casualidad, ya que la espinaca es uno de los vegetales que no deben faltar en nuestra alimentación regular.

Desde la antigüedad, la espinaca ha sido usada como aliado para la salud y para atender diversas afecciones, por su alto contenido de hierro, minerales, vitaminas y otros nutrientes que alivian afecciones en pulmones y en garganta, nos mantiene alerta y activos, facilita la digestión, mejora nuestro sistema inmunitario, y también, inhibe la absorción de calcio en el organismo, fortaleciendo los huesos. Recientemente se ha demostrado que la espinaca es uno de los alimentos que ayudan a prevenir y combatir al cáncer.

La espinaca es fuente de sales minerales (hierro, azufre, potasio, sodio, fósforo, calcio, yodo, cobre, zinc, magnesio y manganeso), de vitaminas (de los grupos C, E, K, A y B - B1, B2, B3 y B6-, y también de ácido fólico), y contiene aminoácidos como la arginina, lisina, prótidos, lípidos, glúcidos y fibras. Además, 100 gramos de espinaca equivalen a 17 calorías, pero por su contenido de fibras es muy "llenadora", por lo tanto también nos ayuda a perder peso.

Beneficios de la espinaca

Se ha demostrado que la espinaca, cruda y cocida, ayuda a fortalecer los huesos y todo el organismo, colabora en la prevención de la diabetes, alivia las condiciones asociadas a la piel, mejora la actividad cerebral, fortalece el sistema inmune, propicia una piel tersa y firme, ayuda a controlar el insomnio, fortalece al músculo cardíaco, previene problemas de la vista y es, por si fuera poco, un desintoxicante natural que ayuda a eliminar las grasas de origen animal almacenadas en el cuerpo.

Por su contenido de fibras alimenticias, la espinaca previene el estreñimiento mientras da la sensación de saciedad en el consumo. Es un gran aliado para prevenir diversos tipos de cáncer, en especial el de colon, elimina diversos parásitos intestinales, y también nos ayudan a controlar y disminuir el nivel de colesterol en nuestro cuerpo.

La espinaca es indicada especialmente a embarazadas, niños y ancianos. También a quienes sufren de astenias (física, nerviosa o primaveral), de afecciones cardíacas y renales, hipertensión, cistitis, gota, obesidad y psoriasis, pues ayuda a regenerar la epidermis, así como eczemas, quemaduras, abscesos, acné y heridas de la piel.

Sólo se advierte evitar la espinaca por quienes sufren de inflamación gástrica o intestinal, hepatitis, reumatismo o para quienes siguen una dieta sin sal, debido al contenido de ácido oxálico.

Cómo consumir la espinaca

Puedes aprovechar estos tantos beneficios bebiendo jugo de espinaca a diario. Se prepara licuando hojas frescas, lavadas y escurridas. El resultado es algo más espeso que un zumo común, de un aroma delicioso. También puedes beberlo como infusión, colocando una cucharadita de espinaca fresca picada en una taza de agua muy caliente. Cubre y deja reposar por unos 15 minutos. Luego, filtra y bebe, al natural o endulzado.

Para uso externo, puedes hacer cataplasmas de espinaca, ideal para quemaduras de sol o para heridas en la piel. Remoja hojas lavadas y escurridas de espinaca en aceite de oliva o de soja muy caliente. Coloca dentro de una gasa y apoya sobre la zona afectada. Cuando se haya enfriado, retira y limpia con agua.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Propiedades de la espinaca, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 75% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social