Ser saludable para evitar gastos

Evita gastos con buena salud

Quienes buscamos la manera de ahorrar en cada aspecto, nada pareciera ser suficiente. Sabemos que, aunque sea de a monedas, podremos llegar a nuestra cifra propuesta, a esas vacaciones, a la compra del coche nuevo, aunque debamos hacer pequeños sacrificios a lo largo del año.

Y es que nos enfrentamos en esta batalla desde todos los frentes posibles, incluyendo nuestra salud: si nos mantenemos saludables no necesitaremos gastar en recuperarnos.

Mantenernos sanos y fuertes es una manera genial de evitar la necesidad de suplementar nuestro sistema inmunitario con medicamentos, y también de ahorrar el precio de compra de antibióticos y otros remedios. Cuidar de nuestra salud, al largo plazo, también nos ahorrará el tiempo y el dinero necesarios para tratamientos, de salud o de bienestar.

Cómo cuidar la salud (y los ahorros)

Lo principal es vivir una existencia alegre y tranquila. El estrés y la angustia propia del mal humor y las preocupaciones afectan directamente nuestra salud y debilitan el sistema inmunitario. Ser felices y disfrutar de la vida es la manera más efectiva de ser sanos y lucir más bellos también, lo que crea un círculo virtuoso: nos vemos bien, nos sentimos bien, y más saludables y fuertes estamos.

Luego, la dieta es fundamental. No hablamos de dietas de moda ni de “cero azúcar”, sino de llevar comidas completas, variadas, incluyendo buena cantidad de frutas frescas y vegetales. Consume carnes en cantidades adecuadas, y complementa con granos, semillas y legumbres. Una dieta balanceada y completa te dará los macronutrientes indispensables para el bienestar, como vitaminas, proteínas, minerales, y también grasas saludables que dan combustible a tus células.

El ejercicio es una buena manera de mantenernos fuertes y bien oxigenados. Si no practicas algún deporte, al menos procura caminar tanto como te sea posible: al ir de compras, al trabajo, o al regresar a casa y llevar a pasear a tu mascota. En lo posible, dedica una a dos horas por semana a la práctica de alguna actividad de movimiento, sea bailar, caminar, correr, montar en bicicleta, nadar o algo tranquilo como el Yoga, Pilates u otro. Mejorará tu postura y tu respiración, oxigenará tus células y tu sangre, mejorará tu humor y también fortificará tu cuerpo.

Cambia los hábitos

Evita abusar contra la integridad de tu cuerpo. Beber alcohol puede ser gratificante en una reunión con amigos, pero siempre que se haga con responsabilidad y en su justa medida. El fumar no sólo es una pésima decisión de salud, sino que también es un enorme gasto monetario que bien puedes eliminar, o al menos reducir al mínimo.
Comer alimentos procesados, llenos de químicos (conservantes, saborizantes, endulzantes y otros artificiales) y de grasas trans y saturadas deja depósitos en tu cuerpo, que afectaran tu salud a medio y largo plazo. Abandona estos malos hábitos y reemplázalos por otros más saludables, y tu salud, además de tus ahorros, te lo agradecerán.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a La buena salud es saludable para nuestros ahorros, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social