Plantas Afrodisíacas para Cultivar en Casa

Cómo crear un Huerto Afrodisíaco

La creación de un huerto o un jardín afrodisíaco es posible casi en cualquier tipo de hogar, ya sea en el suelo de un gran parque o en macetas en el balcón.

Hay una variedad de especies vegetales que pueden ser categorizadas como "afrodisíacas", por cuanto favorecen nuestros deseos emocionales estimulando nuestro apetito y comportamiento sexual, debido a una estimulación psíquica o a su gran contenido de vitaminas (A, D, C y E) y minerales (tales como magnesio, fósforo, hierro, potasio, lictina y zinc) que asisten a nuestra sexualidad.

En esta nota conoceremos algunas variedades de plantas afrodisíacas que podremos cultivar en nuestra huerta hogareña, y poner en uso en comidas, bebidas y aromaterapias, según la ocasión.

Plantas afrodisíacas para cultivar en casa

Entre las variedades culinarias más conocidas, el apio es el rey de los afrodisíacos por su gran contenido de feromonas. También las trufas poseen tal cualidad, aunque su cultivo es más difícil. Las nueces, el maní y las almendras estimulan el apetito sexual, aunque su cultivo debe hacerse en suelo, y demora años en ser efectivo.

Entre los condimentos y hierbas aromáticas afrodisíacas, destacamos el azafrán, utilizado en platos de aves y como especiante de bebidas frías y calientes. El jengibre, por su parte, es una raíz muy utilizada en la gastronomía, ya sea en platos o bebidas. Además de sus propiedades afrodisíacas, es un potente activador del aparato circulatorio.

El cardamomo puede ser cultivado, a la espera de la floración para aprovechar sus semillas. También el gingseng (blanco o rojo) aumenta la libido y la energía sexual, y también ayuda a combatir la depresión y el estrés.

La damiana posee un efecto estimulante, en especial para las damas, quienes pueden beber una infusión preparada con sus hojas antes de tener intimidad, quizás con un agregado de aguardiente o licores blancos en pequeñas cantidades. Por su parte, el guaraná puede propiciar el ingrediente perfecto para un tónico sexual vigorizante, aunque su cultivo puede resultar dificultoso en algunas zonas.

Entre las flores, el jazmín es quizás la de mayores propiedades afrodisíacas, debido a que su perfume actúa sobre las percepciones olfativas femeninas, propiciando un efecto relajante. Las rosas también cumplen su efectiva función, pudiendo utilizarse en planta o florero (por sus aromas envolventes y sugestivos), o recortando sus pétalos para la preparación de baños de inmersión u otros.

Si deseas leer más artículos similares a Como hacer un huerto afrodisíaco, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social