Cómo hacer Tofu

Cómo hacer Tofu Casero

Controversial, enigmático y delicioso, el tofu puede ser la mejor elección para quienes buscan recibir su aporte diario de proteínas (y otros nutrientes) sin consumir productos animales.

Este alimento, también conocido como “cuajada de leche de soja” o “queso chino”, es la elección de preferencia para vegetarianos y veganos, y también el foco de numerosos ataques por naturalistas y expertos en salud. Aprende a elaborarlo en casa con seguridad y satisfacción, todo en uno.

¿Por qué comer tofu?

El tofu es un alimento algo controversial. Quienes lo consumen ven en él sólo beneficios, pero también ha sido el centro de estudios y contras pronunciadas. No del producto final, sino de las malas prácticas de producción, almacenamiento y comercio, así también como a la mala calidad de su materia prima.

Receta fácil para hacer tofu. Ingredientes para elaborar tofu. Haz tu propio tofu en casa. Tips para hacer tofu casero
Imagen 1. Prepara tofu o cualquier producto de soya con ingredientes orgánicos, remojados durante toda la noche para eliminar toxinas

Un gran porcentaje de la producción mundial de soja es transgénica, y es motivo de más para considerar al producto final (el tofu) como el enemigo a vencer para una alimentación saludable. Pero si sabes elegir soya natural (no transgénica), preferentemente de productores locales que la cultiven con técnicas orgánicas (libres de pesticidas, herbicidas y químicos) y con buenas prácticas agrícolas, entonces el tofu hecho en casa tendrá sólo beneficios para convidarte.

Propiedades y beneficios del tofu

El tofu es un alimento imprescindible en la dieta vegetariana. Es una buena fuente de proteínas (de origen vegetal, claro) y también de hierro, calcio y otros minerales, por lo que se lo elige en reemplazo de las carnes. También nos brinda vitaminas (en especial las del grupo B), es muy bajo en calorías, no contiene colesterol (de hecho, su contenido de lecitina también te ayudará a controlar el colesterol en sangre, además de los triglicéridos) y hasta juega un importante papel para la mejora de ciertas funciones cerebrales y cognitivas, incluyendo la memoria.

Otras propiedades del tofu incluyen el tener un pH alcalino, ser de fácil digestión, poseer pocas grasas de tipo insaturadas (es decir, de las “buenas”), su contenido de ácido linoleico y lisina, la colaboración en la prevención de enfermedades cardiovasculares, el fortalecimiento de los músculos oculares, y la disolución de ácidos grasos depositados en los órganos internos, entre otros.

Cómo preparar tofu casero

Este alimento se elabora mediante la coagulación de la leche de soja (soya) con sal de magnesio, sal de calcio o zumo de limón. Es muy importante utilizar una cocina higiénica y productos de buena calidad (orgánicos, no transgénicos ni GMOs) para elaborar un tofu de la mejor calidad y sabor. Consérvalo dentro de la nevera, en un contenedor de vidrio, cubierto con agua y un poco de sal, que debes de renovar a diario.

Prepara la licuadora, una caja de bambú, de madera u otro contenedor perforado y ataviado con un lienzo para quesos, para poder filtrar y compactar el producto terminado, un elemento pesado, espátula, telas de queso o géneros limpios y secos, olla, espumadera, un vaso, una cuchara.

Los ingredientes para hacer tofu son:

- 6 tazas de agua pura (mineral o de manantial, mejor)
- 6 tazas de porotos de soja orgánicos no transgénicos, remojados en agua limpia durante toda la noche anterior y luego escurridos,
- 1 sobre de sal de magnesio (nigari)

Preparación del tofu

Coloca en la licuadora los porotos de soja con el agua, en partes iguales, y pulsa para reducir a un líquido blancuzco. Pon un género para quesos en un colador (u otra tela), y filtra la preparación presionando para reservar la mayor cantidad posible del líquido. Lleva a una olla a hervor bajo, retirando la espuma que se produce por encima con la espumadera (puedes filtrarla para recuperar líquido). Sigue cocinando hasta que rompa hervor (cuando haga burbujas más grandes) durante unos 5 a 7 minutos, y luego retira del calor para dejar entibiar.

Disuelve el nigari en medio vaso de agua tibia, dejándolo en remojo unos minutos. Cuando puedas introducir tu dedo en la preparación sin quemarte, agrega la mezcla de sal de magnesio, remueve para integrar de modo parejo, y deja reposar unos 30 minutos más mientras va cuajando la leche de soja.

Prepara la caja para el prensado (puedes usar un colador o lo que quieras, con tela) y vierte allí la preparación. Cierra la tela por encima, y coloca peso uniforme para que se escurra el líquido. Cuando notes que ya no sale más líquido, el tofu casero estará listo para guardarse en la nevera y disfrutar en comidas, meriendas y bocadillos al instante.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Tofu, te sugerimos que visites nuestra sección Dietas – Nutrición.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social