Cómo crear una dieta alta en proteínas

La mejor manera de crear una dieta alta en proteínas es conociendo qué alimentos contienen buenas dosis de ella, y cómo consumirlos.

83% de votos positivos

Cómo crear una dieta alta en proteínas

© Depositphotos.com/Valentyn_Volkov

Consejos para aprovechar las proteínas al máximo

Las proteínas son componentes esenciales para nuestra alimentación. Sin embargo, cuando pensamos en una dieta rica en proteínas, normalmente consideramos las carnes rojas, las legumbres y algunos otros alimentos asociados mayormente a las comidas del medio día y de la cena.

Pero aquí vamos a aprender algunas nociones interesantes, para aprovechar las proteínas al máximo y elevar nuestro rendimiento.

Cómo crear una dieta alta en proteínas

  • Consumir proteínas en las comidas principales es muy importante. Sin embargo, consumirlas como el primer alimento del día contribuye a una mayor sensación de saciedad (lo que, además, nos ayuda a tener menos hambre al almuerzo), y es sumamente adecuado y beneficioso para nuestro organismo.
  • Si bien no es un costumbre en todos los países, cada día más gente se suma a esta propuesta de consumir desayunos completos, con altas cargas proteínicas. En ellos se incluye la ingesta de huevos (duros, revueltos o en otras preparaciones), quesos y otros derivados lácteos, algunos panificados y fruta fresca.
  • También podemos complementar la dieta regular con altos contenidos de proteínas. Para crear una dieta de estas características, se puede aprovechar el consumo de carnes (en especial las carnes rojas, en dosis controladas y adecuadas), y algunos derivados animales, como los huevos, una gran fuente de proteínas.
    También pueden ser reemplazados por dos claras de huevo en lugar de un huevo entero, para reducir el colesterol y controlar la figura.
  • Los lácteos son también una rica fuente proteínica. Entre ellas incluimos las leches, los quesos, los yogures y la manteca.
    También podemos aprovechar los frutos secos, como nueces, almendras y demás, para ingerir proteínas. Podemos comerlos solos en el desayuno, o complementando ensaladas en las comidas principales.
  • Los productos de soja son una buena fuente para incluir proteínas en la dieta diaria, y son muy saludables. En el mercado podemos encontrar leche de soja, y también otros alimentos, como cereales con soja agregada, entre otros.
    El tofu, sin embargo, es quizás el rey de los productos de soja en la alimentación general.
  • Entre las carnes, ya conocemos los aportes proteínicos de las rojas. Pero el pescado, por ejemplo, es también un elemento de gran aporte de proteínas. También el cerdo y sus derivados son adecuados, como los anglosajones cortes de panceta o el jamón.
  • Ahora que conocemos los beneficios de una alimentación rica en proteínas, en especial durante el desayuno. ¡Es momento de ponerlo en práctica!.

Escrito por: Eugenia