Cómo hacer la Técnica de Relajación Schultz

Guía para hacer la técnica de relajación Schultz

Cuando estamos atravesando momentos de estrés profundo, de ansiedades que amenazan con deprimirnos, o simplemente por un mal estado de ánimo, es muy importante que aprendamos a relajarnos y a liberar nuestra mente, para poder pensar mejor nuestras acciones y permitirnos un merecido descanso.

A continuación, aprenderemos un sencillo ritual de relajación profunda que puedes poner en práctica cuando tu bienestar se vea comprometido por las exigencias del día a día. Es denominada la técnica Schultz, y es sumamente efectiva en la lucha contra el mal estado anímico o personal.

Preparación para hacer la técnica de relajación

Para poner en práctica la técnica de relajación Schultz, comenzamos por determinar un espacio o ambiente adecuado. Puede ser una habitación o un cuarto donde no nos aqueje el timbre, el teléfono, o donde no nos perturben, y solicitaremos a los integrantes del hogar que no nos interrumpan.
Prepararemos la habitación con luz muy tenue, con velas de preferencia (siguiendo las medidas de seguridad) y nos colocamos en una pose que nos sea cómoda, ya sea recostados en un sofá o en la cama.

Técnica de relajación Schultz

Comenzaremos a hacernos la terapia enunciando la frase "estoy completamente tranquilo", en voz media, baja, o simplemente pensándola. Mientras repetimos la frase, respiraremos lenta y regularmente, hasta notar que la oración nos ha inundado por completo.

Cuando ya nos sintamos sosegados, daremos el siguiente paso. Del mismo modo, repetiremos la frase: "mis piernas son pesadas". La repetiremos hasta sentir, en efecto, que nuestras piernas lo son, y que están libres de contracciones musculares. Puedes ir una pierna por vez, o hacerlo para ambas piernas juntas.

Repetiremos esta técnica para todas las extremidades y partes del cuerpo, pasando a la siguiente cuando notemos que la actual está relajada y se siente muy pesada. En lo posible, lo haremos en orden ascendente: piernas, pelvis, tronco, brazos, cabeza y cuello.

Ya relajado y con el cuerpo pesado, pasaremos al siguiente paso: el de calor.

Con la misma técnica, repetiremos la frase: "mi pierna está caliente", esta vez sí, identificando cada pierna. Haremos lo mismo con todas las extremidades y partes, hasta que sintamos el cuerpo caliente y confortable.

A continuación, pasaremos a la fase de regulación cardíaca, usando las palabras: "mi corazón tiene un ritmo constante y riguroso", y repitiéndola hasta que nuestro corazón lata según este designio. Haremos luego lo mismo con nuestra respiración, con las palabras "mi respiración es tranquila".

Luego, pasamos a la fase de regulación, con la frase: "mi plexo solar irradia calor". El plexo solar es la zona central del cuerpo, que alberga el aparato digestivo y excretor.

Pasamos luego al último paso, repitiendo la frase: "siento un frescor agradable en la frente", que nos permitirá, al hacerse realidad, dejar finalmente la mente en calma y el cuerpo relajado.

Cuando lo hayas logrado, quédate unos instantes (el tiempo que quieras) disfrutando de este estado de relajación profunda.

Para finalizar la técnica de relajación Schultz, iremos movilizando lentamente las extremidades, de a poco, y comenzando por los dedos de los pies, antes de abrir los ojos y de incorporarnos, lenta y tranquilamente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer la Técnica de Relajación Schultz, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?
20 valoraciones.
El 85% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social