Cómo Funcionan las Alergias

¿Qué son las Alergias y Cómo Funcionan?

Saber cómo funcionan las alergias te ayudará a reconocer los peligros potenciales, y aplicar las soluciones más simples, efectivas y cuidadosas con tu organismo.

Aquí te explicamos cómo es que nos afectan, qué sucede en nuestro cuerpo al encontrarnos con los elementos alérgenos, y qué puedes hacer para vivir con más plenitud.

Tipos de alergias

Ante todo, sabemos que hay distintos tipos de alergias. De hecho, se conoce como “alergia” a la reacción que el cuerpo presenta ante el contacto con un alérgeno, es decir, un elemento (alimento, sustancia, material) que lo hace ponerse en un estado de defensa en el que se liberan histaminas y células plasmáticas IgE (inmunoglobulina E), sustancias que buscan interceptar, encapsular o eliminar al agente agresor, por decirlo de un modo simple.

Cómo reconocer las alergias y prevenirlas. Mitos y verdades sobre las alergias. Reacciones del organismo y alergias

© Depositphotos.com/oksun70

Imagen 1. Las ollas Neti te ayudarán a limpiar tus fosas nasales de los alérgenos peligrosos, como el polen y otros que viajan por el aire.

Cada tipo de alergia tiene sus propias características; por ejemplo, las alergias alimentarias son reacciones adversas a un alimento o un componente del mismo, las ambientales provocan estas reacciones del sistema inmunitario ante el contacto o la presencia de polen, polvillo, ácaros, etc. Cada tipo puede provocar, a su vez, distintos síntomas, desde fiebres, ronchas, inflamación hasta serios cuadros de deficiencia respiratoria.

El proceso de la alergia

Cuando tu organismo se encuentra por primera vez con ese agente agresor (el alérgeno), libera anticuerpos específicos para ese enemigo, el cual se adhiere a los mastocitos de la sangre y los tejidos, y puede así viajar en segundos por todo el cuerpo, para cumplir con su misión. Estos mastocitos liberarán sustancias químicas orgánicas, entre las que se hallan las histaminas, otra enorme defensa a las alergias de nuestro cuerpo.

Al encontrarse con el alérgeno por segunda vez, el cuerpo ya contará con la mecánica correspondiente para hacerle frente, y provocará ciertas respuestas que buscan acelerar la eliminación de ese enemigo, como tos, estornudos, secreciones y más. En algunos casos más delicados se producirá una inflamación aguda, que hasta puede bloquear las vías respiratorias e impedir la adecuada irrigación sanguínea. Es por eso que es importante conocer las alergias individuales, y contar siempre con las medidas de tratamiento efectivas, como inyecciones, píldoras e inhaladores que ayuden a controlar la inflamación y las respuestas del sistema inmune.

Los alérgenos más comunes

El polen y el polvillo de ambiente sin duda encabezan la lista, y son más difíciles de evitar, pues están presentes en el aire junto con residuos de árboles, esporas de moho, hongos, ácaros, caspa y otros. También son comunes las alergias a los alimentos, siendo sus mayores problemas la alergia al cacahuate (cacahuete, maní), a las naranjas, al chocolate, a la miel, a los mariscos y algunas más.

Luego, hay alergias menos comunes, como al contacto con el látex, a ciertos metales, a algunos medicamentos y productos cosméticos, y muchísimos más, pues recuerda que las alergias son respuestas individuales de cada organismo.

Los 10 mitos y verdades sobre las alergias

La cadena de noticias ABC emitió una investigación que devela 10 mitos y verdades sobre cómo funcionan las alergias, que seguro quieres saber:

Las verdades sobre las alergias:

  • Las ollas Neti, usadas para pasar agua y líquidos (como solución salina) por las fosas nasales gracias a su largo pico, han demostrado limpiar el polen y los alérgenos apresados en esa zona, y son buenas armas de defensa contra las alergias.
  • La acupuntura también ha comprobado aliviar las respuestas orgánicas ante las alergias y a prevenir las complicaciones respiratorias en personas alérgicas.

Los dichos improbables, aunque no demostrados:

  • La presencia de parásitos intestinales ha elevado dudas sobre si puede relacionarse para bien o para mal con las reacciones alérgicas. No hay estudios que hayan comprobado ninguna de las dos respuestas posibles.
  • Comer saludable es bueno para la salud en general, pero no se ha demostrado que ayude a prevenir o curar alergias, pues son reacciones más bien físicas.
  • No está claro si el uso de las ortigas, utilizadas para el tratamiento de enfermedades como la artritis y la anemia, tenga o no relación con el mitigar síntomas y reacciones en las alergias.

Los falsos:

  • Comer miel es un mito que se inclina más a lo falso. Aunque no es una regla de oro que comer miel provoque alergias, ciertamente tampoco las mitiga, e incluso es uno de los alérgenos más habituales en las de tipo alimenticias.
  • Los huevos de codorniz tampoco tienen relación alguna sobre cómo funcionan las alergias y los medios para curarlas y prevenirlas, aunque el mito popular indique que son alimentos con “antihistamínicos naturales”.
  • Es falso asumir que beber vinagre de manzana (o vinagre de sidra de manzana) funcione como tratamiento de cura o de prevención de las alergias.
  • Visitar minas de sal, remedio popular ampliamente aceptado, también es un mito sobre las alergias y su funcionamiento. La verdad es que en los túneles de las minas de sal se crean microclimas en los que es difícil la permanencia y desarrollo de los alérgenos, pero estar en el sitio no tiene otro efecto sino ese.
  • Las cataplasmas de cebolla ayudan a aliviar inflamaciones e infecciones, pero no tienen efecto alguno sobre las alergias.

Ahora que ya sabes cómo funcionan las alergias en tu cuerpo, y qué es lo que debes analizar y evitar para vivir con más plenitud, consulta a tu médico y solicita un examen alérgico para conocer tus condiciones particulares.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Funcionan las Alergias, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social