Consejos para enseñarles un nuevo idioma a los niños

Sea porque provienes de otra cultura, o simplemente para enseñarles otra lengua, los niños sabrán incorporar un nuevo idioma desde pequeños.

Cómo enseñar un segundo idioma a tu hijo

Enseñando un segundo idioma a tu hijo

¿Eres de habla hispana y vives en un país en el que se utiliza otra lengua? O quizás provienes de una familia de otra cultura, y quieres enseñar a tu hijo una vida completamente bilingüe. Excelente y enhorabuena: nunca se es demasiado joven para incorporar un segundo idioma. Pero sí a veces pueden presentarse ciertas dificultades, en especial entre los niños preadolescentes y adolescentes cuando se trata de asimilar parte de su cultura originaria, viviendo en otros países.

Aquí te contamos algunos buenos consejos para educar a tus hijos bilingües, sea cual sea su edad y lenguaje materno.

¿Por qué enseñar dos idiomas desde pequeños?

Ya desde bebés puedes ir integrando el segundo idioma y cultura a tu hijo o hija, pues se ha demostrado que este tipo de conocimientos estimulan el desarrollo lingüístico, la percepción de secuencias auditivas en el cerebro, y también ciertas herramientas cognitivas de vital importancia en el aprendizaje teórico y práctico de conceptos.

Desde el nacimiento, tus niños ya pueden (y deberían) quedar expuestos a los dos idiomas, por ejemplo: el materno y el del habla regular en su zona de residencia. Hay un viejo concepto que dice que los niños confunden las lenguas al hacerlo, pero no es así. Las mentes infantiles son mucho más libres y se adaptan mejor a todo tipo de circunstancias, y las diferentes lenguas que se aprenden nunca se entremezclan.

En el caso de nuestro ejemplo, si eres hispanohablante y vives en un país extranjero y con otra lengua, concentra tus esfuerzos en la enseñanza de la lengua natal, el castellano, pues la incorporación del niño en el sistema escolar complementará todo faltante del idioma del sitio de residencia.

Además del segundo idioma, la cultura

Enseñar la lengua materna o nativa a tus hijos no es sólo un nuevo conocimiento teórico, sino que es parte de su propia cultura. Quizás algún día regresen a la patria, quizás conozcan a familiares o a nuevas amistades, y hasta crezcan para convertirse en verdaderos defensores de su cultura. Para todo eso, es importante que la conozcan y la vivan como propia, aunque vivan en el extranjero.

No dejes de celebrar los días festivos del sitio donde vivas, sino que a ellos has de integrar los patrios de tu tierra. Suma las costumbres, enseñando a tus hijos la diferencia. No uses el español sólo para retarlos cuando te enojes ni para que los demás no te entiendan: practica la segunda lengua con tu hijo regularmente, en las conversaciones diarias, en las celebraciones propias y ajenas, en los libros que leas, y siempre úsalo con orgullo, pues es tu lengua madre.

"Ya desde bebés puedes ir integrando el segundo idioma y cultura a tu hijo o hija."

'

"Enseñar la lengua materna o nativa a tus hijos no es sólo un nuevo conocimiento teórico, sino que es parte de su propia cultura."