Cómo hacer Turismo Cultural

¿Qué es el Turismo Cultural?

Antes que nada, es bueno tener en cuenta que hacer turismo cultural no te “quita la posibilidad” de hacer otro tipo de turismo, como puede ser ir a la playa, hacer buceo o canopy. Algunos indican que sólo se lleva a cabo cuando nos sumergimos en la cultura de un pueblo, algo que seguramente harás sin darte cuenta al llegar a un destino en particular.

A cada paso que damos en nuestras vacaciones estamos aprendiendo cosas nuevas, aún cuando sólo nos dedicamos a ir a la playa. Conocemos las bebidas que allí se consumen, la música que se escucha, la comida que se prepara en los restaurantes, el idioma (si es diferente al nuestro), la vestimenta de los residentes, etc. Y todo eso, también es cultura.

Turismo cultural para tus vacaciones. Cómo hacer turismo cultural en un viaje. Destinos para hacer turismo cultural. Tipos de turismo cultural

© Depositphotos.com/lucidwaters

Imagen 1. Hacer turismo cultural te permitirá aprender sobre las tradiciones de una región.

Entonces, el turismo cultural en su definición estricta podría ser: “una modalidad de turismo que se basa en conocer sobre los aspectos culturales y tradicionales de un destino”. Además, tiene dos características que lo distinguen de otros tipos de turismo: es más exigente y menos estacional. Esto quiere decir que quienes lo practican lo hacen con un objetivo en particular, y eso no está incluido en una temporada específica, sino que se puede desarrollar en cualquier momento del año.

Al hacer turismo cultural estamos practicando turismo alternativo. Existen diferentes modalidades dentro de estas actividades, algunas más tranquilas (pasivas) y otras más vertiginosas (activas). En la mayoría de los casos, las estancias son cortas, de no más de 4 días, y se combina mucho con el turismo histórico.

El turismo cultural puede ser especializado si los viajeros tienen la intención de conocer más sobre una región o lugar. Algunas de las características del perfil del turista que busca esta modalidad son:

- Entre 45 y 60 años
- Nivel de educación universitario
- Nivel económico alto
- Posibilidad de desplazamiento en temporada baja
- Interés por visitar lugar no tan explorados
- Es muy exigente en cuánto a los servicios que recibe
- Suele saber con anticipación dónde quiere ir y qué va a encontrar en cada sitio

Esto no quiere decir que se deban cumplir estos requisitos para hacer turismo cultural. También podemos interesarnos por una cultura diferente a la nuestra mientras disfrutamos de otras actividades.

5 formas de hacer turismo cultural

Puede que hablar de definiciones o de reglas para ir de viaje no nos guste demasiado. Por ello, es bueno conocer de qué manera puedes hacer turismo cultural durante tu estancia en un destino, ya sea en las vacaciones, en un fin de semana o en un día feriado.

Los tipos de turismo cultural son:

1. Etnográfico

Se vincula a las tradiciones y costumbres de las personas que viven en ese lugar. Como se decía antes, cuando vamos a la playa y aprendemos sobre el día a día de los residentes, por ejemplo. También puedes conocer sus fiestas, sus tradiciones, sus formas de pensar, etc. Podemos aprender sobre la cultura general de una ciudad, saber que existen diferencias entre el pasado y el presente, etc.

2. Turismo cultural literario

Este tipo de turismo cultural está motivado por la información que ofrecen los libros. Puede que quieras conocer el lugar donde nació tu escritor favorito o el sitio donde se desarrolló tu libro preferido. En la mayoría de los casos, también se basa en un libro de viajes, como ser Don Quijote de la Mancha, Simbad El Marino, La Vuelta al Mundo en 180 días o la Odisea.

3. Visita a museos

Claro, porque cuando asistes a un museo también estás haciendo turismo cultural (además de histórico). Aprender en base a los objetos o elementos que se exhiben en las salas es una buena manera de estar inmersos en una cultura. Los museos pueden estar referidos a la antigüedad o a la modernidad, pueden ser de arte o de arqueología, de arquitectura o de la vida en general.

4. Turismo cultural gastronómico

La cultura de un país está muy ligada a sus comidas y platillos típicos. Por ello, cuando vas a un restaurante y ordenas del menú algo casero y local, estás haciendo turismo cultural. Lo mismo también ocurre con las bebidas, los postres o lo que se consume en la calle.

5. Arte y artesanías

Sin dudas, también forman parte del patrimonio cultural de un pueblo o nación. Las tradiciones ancestrales de muchas civilizaciones se conjugan con la modernidad y el resultado es maravilloso. Puedes conseguir todo tipo de artesanía confeccionada en diversos materiales, y en la mayoría de los casos, hechos a mano. Pueden ser un excelente souvenir, sin dudas, o también un recuerdo de tu estancia en ese lugar.

Hacer turismo cultural es algo frecuente en nuestras vacaciones, aunque no lo sepamos. ¿A qué has visitado un museo, comido un plato típico o comprado una artesanía en un puesto en la carretera? Entonces, quiere decir que has conocido algo sobre la cultura de ese lugar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Turismo Cultural, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social