Cómo actuar frente a niños que duermen mucho

“Duerme como un bebé” es una de las frases más pronunciadas cuando nos encontramos con un niño que descansa durante horas, pero esto se convierte en problema cuando están en edad escolar.

¿Qué hacer si al niño le cuesta levantarse?

Creando el hábito de despertar en los niños 

Cuando los niños comienzan el colegio necesitan adquirir los hábitos de sueño correspondientes a sus actividades, respetando siempre entre 6 y 8 horas; es nuestro deber enseñarles a despertarse temprano para sacarle provecho y disfrutar el día.

Levantarse cantándoles una canción no solo los días de escuela, sino tambien los fines de semana, crearán un hábito en el niño que les ayudará a rendir mejor, tanto en el estudio como en el trabajo cuando sean grandes.

Cómo actuar frente a niños que duermen mucho
Cuando los niños comienzan el colegio necesitan adquirir nuevos hábitos de sueño

El levantase temprano es bueno para los niños y los adultos, ya que las horas de la mañana siempre son las más productivas. Cuando a los pequeños les gusta dormir o les cuesta despertarse por la mañana, a pesar de nuestros esfuerzos, puede ser indicador de algunas situaciones problemáticas, aunque no graves en la mayoría de los casos.

¿Qué hacer si el niño duerme mucho?

Lo más importante es que esté durmiendo al menos 6 a 8 horas diarias. Si duerme el tiempo suficiente y aún así le cuesta despertarse o está cansado, de mal humor, o notas que realmente tiene sueño, tendrías que comentarlo con el médico.

Piensa en la manera en la que se despierta, es decir, si lo hace por su cuenta, con un despertador, si lo despierta alguien de la familia, etc. Despertarlo a las apuradas o de forma brusca es perjudicial para su estado de ánimo, y hará que relacione el despertar con una situación poco agradable. Si notas que le cuesta o remolonea en la cama, puedes poner música y apurarlo para que no se le enfríe el desayuno.

Fíjate también en los hábitos que tiene al levantarse: ¿se lava la cara?, ¿Se ducha?, ¿No hace ninguna de las dos?. Quizás sería una solución que se duche si no le alcanza con lavarse la cara, y si tampoco le alcanza con la ducha, consulta con algún profesional por ejercicios de elongación que pueda realizar para estimular la circulación de la sangre.

Si usa despertador, intenta programarlo 5 minutos antes de la hora indicada, luego 5 minutos después, y si es necesario, otros 5 minutos más tarde, para que el sonido lo despierte “gradualmente”.

Otra buena actitud es recordarle que a su edad, es responsabilidad propia el levantarse temprano para cumplir con sus obligaciones, que uno puede ayudar y enseñar a lograrlo, pero a fin de cuentas es él quien tiene que hacerlo a tiempo.

Como ayuda o premio, podemos hacerle su comida favorita o llevarlo de paseo el fin de semana, para que entienda que el esfuerzo tiene recompensa.

"Si el niño duerme el tiempo suficiente y aún así le cuesta despertarse, está cansado, de mal humor, o notas que tiene sueño, coméntalo con el médico."

'

"Como ayuda podemos hacerle su comida favorita o llevarlo de paseo el fin de semana, para que entienda que el esfuerzo tiene recompensa."