Cómo acostumbrar al bebé a dormir con ruido

Cómo hacer que tu hijo duerma entre sonidos

En los hogares donde hay un recién nacido se escucha un sonido constantemente: "¡Shhhh!".

Pero la llegada de un nuevo hijo a la casa no tiene por qué convertirla en un convento donde el silencio reine para propiciar su descanso. En esta nota aprenderemos a hacer que tu bebé se acostumbre a dormir entre el sonido, y los demás habitantes de la casa puedan seguir con su bulliciosa vida.

Sonidos reconocibles al nacer

Ya desde el vientre materno, el bebé escucha los sonidos que le serán familiares luego de nacer. Los latidos del corazón de la madre, las voces de sus padres y de las personas más allegadas son sonidos habituales, y luego de su alumbramiento no interrumpirán su descanso de modo alguno. Por ello, el primer paso para que el bebé duerma plácidamente es no alimentar el mito pidiendo perfecto silencio cuando descanse, sino todo lo contrario: "hacer ruido".

Un viejo truco es hacer dormir al recién nacido en brazos, mientras se conversa habitualmente o se le lee algún cuento. El contenido no es importante, aunque siempre será mejor un cuento infantil y música suave e instrumental, en lugar de las noticias del diario y un estridente rock metal.

Bebé durmiendo con la TV

Acostar al niño en su cuna o cochecito es necesario para un mejor descanso, pues le permitirá hallar su posición confortable e irá creando su propia noción de espacio. Y para propiciar el sueño entre los ruidos, lo mejor es colocar el coche cerca de la TV encendida, a un volumen normal o bajo.

Otra opción es poner música o la radio cerca de su cuna para las siestas diurnas, y apagarlo durante la noche. De este modo, el bebé se irá acostumbrando a dormir pese al sonido, mientras crea paulatinamente la noción de sueño reparador y profundo durante la noche. De hecho, muchos nuevos padres afirman con fe que la técnica de hacer dormir al niño con sonido por el día y en silencio por la noche, prolonga las horas de descanso nocturno desde la más corta edad.

Volumen y contenidos adecuados para el descanso del bebé

Estas simples técnicas permitirán que tu bebé duerma confortablemente en las noches de encuentro con amigos o durante un viaje. Pero también recuerda que, si bien aún no ha conformado el lenguaje, tu hijo irá interiorizando estos sonidos, palabras y sensaciones percibidas. Por tanto, cuida los contenidos, evitando shows televisivos cargados de violencia, estallidos y malas palabras si prefieres prolongar la inocencia de tu bebé desde el mero momento en el que comience a emitir sus primeras palabras.
También modula el volumen de la radio, el reproductor o la TV, y procura hablar de modo normal, sin elevar el tono, ni la intensidad, ni hablar a los gritos.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo acostumbrar al bebé a dormir con ruido, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social