Beneficios de la Sal Marina

A estas alturas todos conocemos los problemas asociados con la sal de mesa, pero aquí te contaremos los beneficios de la sal marina, un reemplazo natural y saludable.

La Sal Marina y sus Beneficios para la Salud

Los Beneficios de la Sal Marina y sus Diferencias

La sal común de mesa, aparentemente indispensable en nuestra gastronomía, contiene sólo dos elementos: sodio y cloro. Aunque el cuerpo puede asimilarlos, las dosis que propone la sal común las convierte en verdaderos agresores, trayendo consigo problemas comunes como la hipertensión.

La Sal Marina es un buen reemplazo de la sal común. Es una sal natural y saludable para evitar la hipertensión
Si sufres de hipertensión, la sal marina es un buen reemplazo de la sal de mesa común.

Por eso es que hoy, y cada vez con más frecuencia, la tendencia hacia el cuidado del cuerpo mediante una alimentación más saludable nos indica el uso de la sal marina. ¿Por qué?. Lee esta nota y conoce sus numerosos beneficios a la salud.

Diferencias entre la sal común y la sal marina

La sal marina es también conocida como "agua de mar reconstituida". Al carecer de la concentración de sodio de la sal común, favorece la eliminación de líquidos en lugar de retenerlos. De hecho, permite que los fluidos corporales circulen libremente por las células y unidades de filtrado del cuerpo, en lugar de acumularse en nuestros tejidos.

Necesitamos consumir sal para digerir de manera adecuada los hidratos de carbono. Si ingerimos sal natural (como la sal marina) el sistema gástrico, sus fluidos y secreciones logran descomponerlos, se mejora el proceso digestivo general y colabora en la desinfección de los intestinos. En cambio, la sal artificial (como la sal común de mesa) carece de estas propiedades y no logra mezclarse con los fluidos corporales, impidiendo los procesos metabólicos del organismo. ¿El resultado?: Retención de líquidos, problemas renales y hepáticos, hipertensión y condiciones arteriales, entre otros.

Beneficios de la Sal Natural

Con tantos problemas asociados, muchas personas consideran abandonar la sal en sus dietas. Pero esto sería un error: carecer del aporte de sal natural nos hace propensos a sufrir deficiencias de oligoelementos y minerales. En cambio, debemos consumir sal natural no refinada, que podrás distinguir por sus llamativos colores, como la gris del mar Céltico, las oscuras de las Canarias, las rosadas del Himalaya.

Hay muchos beneficios y aportes para la salud demostrados por el consumo de sales naturales. Por ejemplo:

  • Elimina la retención de líquidos.
  • Reduce la hipertensión, ya que estabiliza y regula la tensión arterial.
  • Previene el desarrollo de venas varicosas y várices.
  • Extrae el exceso de acidez de las células.
  • Aporta más de 80 minerales esenciales.
  • Nivela el azúcar en sangre.
  • Permite un buen balance hidroeléctrico en el cuerpo.
  • Ayuda a la absorción de nutrientes en los tractos digestivo e intestinal.
  • Limpia los pulmones de flemas pegajosas (como en el caso del asma)
  • Colabora a eliminar síntomas como los del catarro y las congestiones de senos nasales.
  • Colabora en la prevención de enfermedades neurodegenerativas (como el Mal de Alzheimer)
  • Es un antihistamínico natural.
  • Previene calambres musculares.
  • Regula la producción de saliva.
  • Refuerza los huesos y dientes (con lo que ayuda a prevenir la osteoporosis)
  • Colabora en la prevención de enfermedades, como la gota y la artritis gotosa.
  • Ayuda a mantener una sexualidad y libido equilibradas y activas.
  • Refuerza el sistema inmunológico en general.

"Al carecer de la concentración de sodio de la sal común, la sal marina favorece la eliminación de líquidos en lugar de retenerlos."

"Debemos consumir sal natural no refinada, distinguibles por sus llamativos colores: la gris del mar Céltico, las oscuras de las Canarias o las rosadas del Himalaya."