3 Pasos para Controlar la Ira

Todos tenemos esos días en los que nos sentimos ofuscados. Para combatir esos enojos, te proponemos estos 3 pasos que puedes hacer en cualquier momento y lugar.

3 Pasos para Controlar la Ira

Tips para Eliminar la Ira

Hoy queremos proponerte 3 pasos para controlar la ira, que podrás aplicar en cualquier momento en que los necesites, y también en cualquier lugar. Ya sea que estés teniendo una mala mañana en la oficina, o que el viaje a la tienda te esté dando varias preocupaciones, quizás sea un atasco en la autopista e incluso en esa cena en pareja que terminó contrariamente a lo que esperabas.

No importa dónde ni cuándo, la próxima vez que te sientas enfadado, triste, decepcionado o simplemente con un enfoque negativo hacia la vida, aplica estos 3 pasos para sentirte mejor en el orden en el que te los presentamos a continuación, y verás que en pocos segundos te sentirás renovado y energizado:

3 pasos para el control de la ira

1. Detente. Deja de hacer lo que estás haciendo, incluyendo hablar, gritar, discutir, golpear el volante de tu coche, pensando en cuánto te enfada la situación. Si puedes, dí la palabra “Basta”, “Alto”, “No” u otra que funcione a modo de comando, una orden que te das a ti mismo para frenar en seco la acción, las palabras y el pensamiento que estás ejecutando. Necesitas cambiar el enfoque, y no hay mejor manera de hacerlo que dejando de pensar y de actuar.

3 pasos para controlar la ira. Consejos para controlar la ira. Cómo eliminar la ira
Tómate 5-10 minutos por día para visualizar la vida que quisieras, imaginar una situación placentera, o recordar un momento de enorme dicha.

© Depositphotos.com/dmbaker

"Cuando sientas ira dí la palabra “Basta”, “Alto”, “No” u otra que funcione a modo de comando, una orden que te das a ti mismo para frenar en seco la acción, las palabras y el pensamiento que estás ejecutando."

2. Respira. Deja ir todo el aire que tienes dentro. Cierra la boca, e inhala lentamente por la nariz, hasta completar tu capacidad pulmonar. Si puedes, cierra los ojos, no hay una cantidad de segundos ni cuentas por hacer: sólo cambia tu patrón de respiración, llénate de oxígeno vital, y disfruta de esta pausa que le darás a tu mente, desde tu cuerpo.

3. Imagina. Visualiza una mejor situación a la que estás ahora. Puede ser el mismo escenario una vez resuelto el problema, o imaginar una cascada en un bosque, una playa al atardecer, e incluso recordar a una persona, un sitio o una situación que te den felicidad. Concéntrate unos segundos en esa imagen, y luego vuelve a respirar para volver a la realidad con un nuevo enfoque.

5 minutos para sentirte mejor

Siempre que puedas, de acuerdo al sitio en el que estés y al tiempo del cual dispongas, suma a los 3 pasos anteriores este pequeño aunque muy útil ritual de 5 minutos para renovar las energías, cambiar el enfoque, y recuperar el buen humor y la actitud positiva.

En este paso no visualizarás, ni imaginarás, ni repetirás un mantra: sólo disfruta de algo de silencio. Aunque suene muy simple, es bien difícil dejar la mente en blanco. Por eso, si notas que te cuesta demasiado, reemplaza por el sonido del viento entre los árboles, o el de un río que fluye. Elige uno natural, que conozcas, e intenta concentrarte en ese sonido únicamente durante algunos segundos:

Guía para mantener el control de la ira. claves para evitar la ira y los enojos

Algo tan simple como respirar profundo y lento te ayudará a frenar tus pensamientos negativos, a energizar tu cuerpo y renovar tus energías.

© Depositphotos.com/AntonioGuillemF

"Visualiza una mejor situación para eliminar la ira. Puede ser el mismo escenario una vez resuelto el problema, o imaginar una cascada en un bosque, una playa al atardecer, etc."

Toma un descanso al día. Sólo algunos minutos bastarán, pueden lo suficiente para dejar atrás la jornada y darle un mimo especial a tu alma. Usa estos minutos de pausa para escuchar música, disfrutar de un café delicioso, para cocinar algo que te guste, dar un paseo, leer tu revista favorita, etc.

Tómate 3 a 5 minutos por día para respirar profundamente. Estamos acostumbrados a respirar lento, veloz, sólo para subsistir, y olvidamos la importancia de hacerlo de manera profunda. Sólo date un descanso, respira hondo inhalando por la nariz, y renueva tu mente con algo tan simple como respirar.

Tómate 5-10 minutos por día para visualizar la vida que quisieras, imaginar una situación placentera, recordar un momento de enorme dicha, o sólo pensar en cosas positivas. Cierra tus ojos, respira lentamente, e visualízate en una situación feliz. El poder de la visualización es de enorme impacto para nuestras emociones, ¡debes comprobarlo!

Con esta guía para eliminar la ira y sentirte mejor en una situación negativa, evitarás que la negatividad intente tomar el control de tu ser, viviendo una vida más equilibrada y armónica.