Usos del Sésamo

Escrito por: Eugenia

100% de votos positivos

Como medicina, para tratamientos de belleza, y hasta para crear el propio mundo. Conoce los curiosos usos del sésamo en la historia de la humanidad

Curiosos Usos del Sésamo

Los usos de las semillas de sésamo o ajonjolí no solo están destinados a la cocina; de hecho, hay muchas aplicaciones en tratamientos de salud, belleza y en actividades cotidianas, como ha quedado demostrado en los registros históricos de las más diversas culturas y comunidades.

Usos curiosos del sesamo. Para qué sirve el sesamo. Usos diversos de las semillas de sésamo a lo largo de la historia

© Depositphotos.com/shawn_hempel

Los usos del sésamo abarcan la medicina, la belleza y también el bienestar físico y mental

Conoce los extraños usos del sésamo y déjate maravillar con su efectividad.

Usos del sésamo en la Historia Antigua

Uno de los más antiguos asientos históricos de los usos del sésamo para la salud y el bienestar está en el Sushruta Samhita (Súsruta-samjita), texto de medicina ayurvédica escrito en sánscrito. Allí se define el uso del aceite de sésamo para heridas, quemaduras, picaduras de insectos y mordeduras de animales, como elemento de masajes para aliviar los músculos y promover la salud, y para lavar el cabello y fortalecerlo, revitalizando su color natural y evitando la aparición de canas, así como la alopecia.

"Los usos de las semillas de sésamo o ajonjolí no solo están destinados a la cocina; de hecho, hay muchas aplicaciones en tratamientos de salud, belleza y en actividades cotidiana."

Te puede interesar: Propiedades y Beneficios del Ajonjolí

Usos del sésamo en África y Asia

En China y en el Sudeste asiático, los usos del sésamo han quedado asentados en textos de cocina, y también de medicina y belleza. Por ejemplo, se menciona el uso de flores de sésamo para tratar la alopecia, el estreñimiento (el aceite de sésamo también) y las verrugas, además de problemas dentales y de la cavidad bucal, para aliviar picaduras de insectos, quemaduras en la piel, psoriasis, laceraciones, trastornos en las articulaciones, impotencia sexual, tuberculosis, aliviar males del hígado, trastornos articulares, los problemas de garganta, problemas oculares, fiebre, y los síntomas de la menopausia, sequedad vaginal y del SPM (síndrome pre-menstrual).

Por su aporte de calorías, se utilizó el sésamo para aumentar el peso en personas demasiado delgadas, mientras que su aporte de fibras ayudó a reducir la obesidad en personas excedidas de peso. En Japón y Malasia se lo utiliza aún hoy para promover la salud, estimular la menstruación, y como método abortivo natural, además de afrodisíaco.

El Medio Oriente se rinde merecido homenaje a los usos del sésamo en diversas aplicaciones. Desde el afamado “Ábrete Sésamo” de las Mil y Una Noches (contraseña de la cueva secreta de Ali Baba. Recuerda que la flor del sésamo se abre cuando estaba madura y lista para ser usada), hasta el mito popular que reza que los dioses bebieron vino de sésamo antes de crear el mundo. Hoy se utiliza la semilla cocida con cebollas y huevos para aliviar la tos, los resfríos, como laxante, y para estimular la producción y el flujo de la leche materna.

En África se suman a los mencionados algunos usos más prácticos, como su aceite para encender lámparas, sus extractos para crear fragancias corporales, y para ayudar a producir partos complicados… además de provocar efectos hipnóticos.

Usos de sésamo en Europa, América y el Caribe

En la hoy Armenia, se halló evidencia que indica que los griegos usaban el sésamo como estimulante, para elevar las energías y mejorar el desempeño atlético. Algunos textos le confieren a estas semillas un poder anticonceptivo, y a lo largo de Europa quedó evidenciado su uso para prevenir y tratar la disentería.

"En China y en el Sudeste asiático, los usos del sésamo han quedado asentados en textos de cocina, y también de medicina y belleza."

Usos del sesamo en el mundo. Cómo usar las semillas de sesamo. Usos y aplicaciones del sesamo en todo el mundo

Conoce los extraños usos del sésamo y déjate maravillar con su efectividad.

En el norte de América, los indios Cherokee usaban el sésamo para tratar la diarrea, la disentería, el cólera y males ginecológicos, como laxante, para aliviar el catarro y males gástricos, costumbre mantenida hasta la actualidad. También en el Caribe se evidenció para estimular la lactancia,  aliviar y tratar el asma, y las congestiones.

No sólo en la cocina es que brilla esta genial semilla. Ahora ya conoces los más extravagantes usos del sésamo a lo largo de la historia, ¿qué uso le darás tú?