Transformar o cambiar una galería

Las galerías en las casas viejas o casas de campo suelen ser un espacio abandonado y al cual no se le da gran importancia. Pero si prestamos atención a su ubicación, seguramente nos brinda un hermoso paisaje hacia el patio o el jardín.

Consejos para reformar nuestra galería

Si ponemos un poco de trabajo, podemos cambiar completamente su aspecto y lograr un espacio acogedor, hasta puede transformarse en el lugar preferido por todos para reunirse alrededor de grandes charlas.

"Con un poco de imaginación las galerías pueden transformarse en el lugar preferido para reunirse alrededor de grandes charlas."

  • Pintura: Lo primero que debemos hacer es limpiar sus paredes, tapar las imperfecciones y darle una mano o dos de pintura. Para estos ambientes se suelen usar colores cálidos, como el amarillo, el celeste o el verde pastel.
  • Contraste: Puede jugar con los colores y crear contrastes entre las paredes y las columnas, puertas, ventanas, combinando dos colores pasteles.
  • Madera: Si en la galería nos encontramos con madera, en vez de pintarla podemos darle una manos de patina, para lograr un toque mas añejo y rústico.
  • Decoración: Ya con las manos de pintura lista y seca, podemos empezar a pensar como la decoraremos.
  • Se pueden colgar cuadros, distintos elementos de adornos autóctonos del lugar, luces, o muebles, como sillas, sillones y una mesita, en donde apoyaremos esos vasos que nos acompañaran en las noches.
  • Los muebles mas adecuados para las galerias son los de mimbre o ratán.
  • Si queremos darle mayor vida, se pueden utilizar muebles de madera con tapizados en colores vivos, reposeras e incluso hamacas.
  • Plantas: En ninguna galería puede faltar la presencia de plantas. Elija aquellas que requieran de bastante sombra y de pocos cuidados. Si tiene flores, mejor aún.