Tips para saber qué hacer si estas fatigada por tu bebé

Llegó el tan ansiado momento, lo tienes en tus brazos, y ahora te sientes abrumada por tu bebé, sin saber qué hacer. Calma, todo es cuestión de tiempo.

¿Qué hacer si te sientes abrumada por tu recién nacido?

Mamás abrumadas con su recién nacido

Muchas son las ocasiones en las que como mamás primerizas sentimos que no podemos manejar la situación, que el bebé llora y no podemos consolarlo, o que el cansancio no nos permite continuar... calma.

La maternidad no es sencilla, especialmente si es el primer bebé, es probable que sientas que el mundo se te viene encima y que no lo comprendes... esta situación es más normal de lo que crees, no te sientas avergonzada.

Los cambios en tu cuerpo te afectan

Es muy probable que las primeras semanas luego del parto tus hormonas todavía estén en plena revolución, los cambios físicos que ves y sientes también pueden hacer que te sientas "distinta", y no en modo agradable. Todo esto sumado a que muchas veces nos cuesta un poco de tiempo interpretar los llantos del bebé, hacen que la primera convivencia sea conflictiva.

La presión de hacer todo bien y de que todo es tu responsabilidad también ayuda a que te sientas abrumada, incluso tu pareja también puede sentirse así y esto si no lo conversan puede resultar en peleas.

¿Qué hacer si me siento abrumada por mi bebé?

Lo primero es tener paciencia, es cuestión de tiempo, hasta que te acostumbres y tus hormonas se acomoden.

Es muy importante que lo converses con alguien, tu familia, tu pareja, amigas o incluso el pediatra del niño. Ellos podrán darte su consejo sobre sus experiencias y saberes. El profesional puede que te pida que hagas una consulta con tu médico, porque es una posibilidad que luego del parto y por el trajín del día a día, tu cuerpo esté mal nutrido o estés pasando por una depresión post parto.

No sientas vergüenza por que te cuesta adaptarte a esta nueva vida, la maternidad es un aprendizaje continuo y constante, todo los días aprenderás algo nuevo junto a tu bebé.

Date un tiempo para ti

Aprovecha cuando llegan de visita los abuelos o tíos, o cuando el niño duerme, para darte un largo baño, para salir a caminar o para hacer lo que realmente te gusta. De este modo te sentirás más relajada y más linda.

"Es muy probable que las primeras semanas luego del parto tus hormonas todavía estén en plena revolución."

'

"No sientas vergüenza por que te cuesta adaptarte a esta nueva vida, la maternidad es un aprendizaje continuo."