Sociedad
Los niños y la televisión

¿Cuánto tiempo deben ver televisión los niños?

La televisión también educa a tus hijos y les muestra una realidad que quizás no estén listos para ver. De ti depende educarlo para que sepa tomar el control y decidir correctamente.

23/07/21 por

Después de los cuatro años, el niño ya es capaz de comprender y seguir una historia con un poco más de atención, pero siempre que sea a tu lado.

La televisión en niños menores de 4 años

Seguramente, la televisión forma parte de tu vida cotidiana, de tu conocimiento del mundo y su acontecer. Suprimirla pura y llanamente, es impensable porque tu hijo, al igual que tú, recibe de la televisión información, divertimento y cultura.

También te puede interesar...
La televisión y los niños, ¿qué hacer para que no se absorba?

Sin embargo, dejar a tu niño demasiado tiempo frente al televisor puede ser nocivo. Tu hijo, por naturaleza, es y debe serlo, activo y dinámico, pero frente al televisor se convierte en un ser pasivo y eso puede llevarlo a perder la iniciativa de poner en funcionamiento su imaginación.

No es el caso de la computadora, que realmente, a pesar de lo que muchos piensan, le exige ser activo, decidir, tomar iniciativas, pensar.

 

Se cree que, hasta los cuatro años, un niño sólo debe estar frente al televisor 20 minutos diarios, no más. Antes de esa edad, simplemente, no puede seguir un argumento, ni siquiera el de la historia más simple. Lo grave para tu hijo menor de cuatro años es que lo único que va a retener son los pasajes más dramáticos, por inocentes que nos parezcan. Además, antes de los cuatro años, después de 20 minutos de atención, su cerebro pasa a una fase pasiva, próxima al sueño, por lo que si está más de ese tiempo frente a la pantalla, entra en un estado próximo a la hipnosis.

Seguramente no quieres eso para tu hijo, ¿verdad?

Para evitar apagar el televisor mientras mira y hacer un corte abrupto de una historia que, aunque sepas a conciencia que no puede ni seguir, ni comprender, provocaría un berrinche de aquellos, trata de elegir un momento apropiado de la programación que coincida con el final del día, justo antes de ir a dormir o cuando vuelve de su paseo diario; un momento de transición en su jornada.

Ese momento puntual le va a servir, además, como organizador, su momento de televisión es "antes o después de..."

Cómo ven la TV los niños mayores de 4 años

Después de los cuatro años, el niño ya es capaz de comprender y seguir una historia con un poco más de atención, pero siempre que sea a tu lado, para que puedas filtrar un poco lo que recibe, compartir y ayudarlo en la comprensión de la historia, sobre todo si se trata de una película.

También te puede interesar...
Cómo prevenir las caries en niños

¿Por qué debes compartir el momento? Porque aún necesita de tu solidaridad para traducir lo que ve y escucha. Debes explicarle las sutilidades o los mensajes morales que no puede comprender. Entre los 4 y 5 años, tu hijo está en la edad de los "¿por qué?" y tu presencia es indispensable. Es además, la única función realmente educativa de la televisión. Tu hijo, a esa edad, puede seguir un argumento con mayor atención e incluso puede mostrarse más que interesado, pero aún no puede situar a los personajes o desentrañar los malos entendidos de una película o de una historia.

Controla los programas de televisión que ven tus hijos

Debes elegir cuidadosamente los programas de televisión que va a ver tu hijo, y si no estás presente, asegúrate que la persona que lo cuida sea respetuosa de tu decisión (sí para los documentales sobre animales, naturaleza, dibujos animados... no para las telenovelas concebidas para preadolescentes). Muchas veces, las personas que se quedan con nuestros hijos (tías, abuelos, niñeras) delegan en la televisión su responsabilidad.

Ya a partir de los 7-8 años, puedes dejarlo solo frente al televisor y, seguramente, si lo has educado al respecto, él hará buenas elecciones, aunque siempre debes supervisar y compartir la elección aconsejándolo y mostrando tu punto de vista, sobre todo en lo que concierne a límites que no puede transgredir.

Hay un momento en el que debes permitir a tu hijo comenzar en el aprendizaje de decidir y elegir qué ver, pero debes hacerlo de modo progresivo, y verás que tu confianza y tu seriedad también lo ayudarán a no embriagarse con emisiones deplorables a partir del momento en que está solo.

Errores comunes que debes evitar

- Encender la televisión en cuanto llegas a tu hogar.

- Multiplicar los aparatos de televisión por todos los ambientes de tu casa; tu hijo puede crecer creyendo que es indispensable en todo momento y circunstancias.

- Dejar el control remoto a su alcance y permitirle el zapping en todos los sentidos, no lo ayudará a concentrarse en una emisión.

- Dejarlo solo frente al televisor. Muchas escenas violentas o sexuales adquieren una dimensión de proporciones gigantescas, pueden provocar pesadillas o perseguirlo de modo obsesivo, si estás cerca puedes explicarlas, desamortizar su impacto, conversar al respecto o incluso en muchas escenas de crueldad animal, alertarlo sobre lo que va a suceder y decidir juntos si van a ver, por ejemplo, cómo el león se come al ciervo...

La televisión y los niños, ¿qué hacer para que no se absorba?

Creando una rutina para que los niños vean la TV

La televisión puede ser un sensacional artefacto de entretenimiento en el hogar, pero también puede convertirse en un objeto de aislamiento para los niños, absortos en una programación colorida que, en la mayoría de los casos, no estimula su aprendizaje ni su formación, sino que los carga de contenidos poco útiles para la vida diaria.

SEGUIR LEYENDO...

Te gusta esta nota?