Cómo Superar los Traumas de la Niñez

Escrito por: Eugenia

88% de votos positivos

La situaciones traumáticas de la niñez pueden permanecer en el inconsciente afectando nuestro bienestar. Superarlos requiere de ayuda profesional y de mucha voluntad.

Cómo superar un trauma

La superación de traumas no es un tema menor, y si bien la ayuda profesional es a menudo indispensable en casos de traumas de la niñez, en esta nota veremos algunos consejos para poder dar el primer paso en este camino de la recuperación y la felicidad.

Cómo Superar los Traumas de la Niñez

© Depositphotos.com/sangoiri

¿Cómo superar un trauma? Perdonar para superar el trauma. Evitar las situaciones traumáticas.

Reconocer el trauma

Si bien es uno de los pasos primarios y prioritarios, es también uno bastante difícil. A veces nuestra mente encierra las verdaderas raíces del trauma, en especial en lo que respecta a situaciones violentas con la integridad y la dignidad de una persona. La búsqueda de la raíz del trauma en sí será mejor conducida con la ayuda de un profesional de la salud mental, y con una mente abierta por parte del afectado.

"Aprender a perdonar es indispensable para poder superar traumas, liberar angustias, enojos, y encontrar la felicidad."

Te puede interesar: Cómo Evitar, Controlar y Superar la Angustia (psicología)

Análisis frío de la situación

Una vez reconocido el trauma, detectado el comportamiento o la situación que desencadena episodios de pánico y angustia, debes analizarlos fríamente, con subjetividad y buen enfoque. Un buen ejercicio es imaginar que le ha sucedido a otra persona, y pensar como si esa persona nos estuviese pidiendo un consejo. De este modo, podremos desgranar aquello que nos hace mal para poder comprenderlo, y para dar el paso más importante a la hora de recuperarnos: perdonar.

Perdonar para superar el trauma

La falta de perdón, el enojo, el resentimiento son flechas ponzoñosas que van carcomiendo nuestro bienestar día a día. Aprender a perdonar no es tarea fácil, pero sí es posible, y es también indispensable para poder superar traumas, liberar angustias, enojos y, en definitiva, encontrar la felicidad y el bienestar.

Aprender sobre el problema

En la guerra se dice que el peor enemigo es el desconocido. Aprender sobre la enfermedad que tenemos puede dar luz sobre una posible cura y, de igual modo, aprender sobre el trauma que te aqueja desde la niñez te ayudará a encaminarte hacia la recuperación. Puedes hallar buen material de lectura en las bibliotecas, tiendas y hasta en internet, pero el mejor consejo que podemos darte es que pidas a tu terapeuta su propia recomendación. Él o ella te sabrá decir qué libro es de mayor provecho para tu situación particular.

"Aprender sobre el trauma que te aqueja desde la niñez te ayudará a encaminarte hacia la recuperación."

Evitar las situaciones traumáticas

Finalmente, cuida de ti mismo. Evita ver películas o leer libros sobre temas relacionados a tu situación durante los primeros tiempos de tu terapia, o ingresar en situaciones agresivas y/o violentas. Recuerda que buscas la paz, el perdón y el bienestar, y si bien la terapia y las buenas amistades son un gran apoyo, nada de esto será eficaz si no eres tú quien se propone de corazón seguir adelante con tu vida.