Salud
Causas de la halitosis

Causas de la halitosis

Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

El mal aliento o halitosis es una desagradable condición que puede afectarnos a todos. Es importante reconocer las causas para evitarlas y así tener aliento fresco durante todo el día.

100% me gusta (2 votos) 01/08/12 por Eugenia

Causas del mal aliento

El mal aliento o halitosis es una condición que se presenta en muchas personas, y por las más diversas condiciones y causas. De hecho, la halitosis crónica es una condición permanente en un 30% de la población, según afirman los estudios.

El mal aliento es una condición bastante común que puede presentarse en casi cualquier persona, momento y lugar. Puede deberse a las más diversas causas, entre ellas:

  • Haber comido alimentos especiados o de aromas profundos
  • Tener una digestión lenta o interrumpida
  • No haber comido por un largo período de tiempo
  • Sufrir de enfermedades y condiciones gastrointestinales y estomacales
  • Sufrir de ciertas enfermedades pulmonares
  • Padecer enfermedades hepáticas, nasales o de la garganta (en especial, infecciones)
  • Tener poca saliva en la boca
  • No haber bebido suficiente agua o líquidos por un largo período de tiempo
  • No haber higienizado la bocal por un largo período de tiempo
  • Tener infecciones bucales
  • Haber estado en reposo (por ejemplo, al ir a dormir) sin haber higienizado la boca antes y después del descanso.

"La halitosis crónica es una condición permanente en un 30% de la población, según afirman los estudios."

El mal aliento también puede originarse por bacterias anaerobias que viven y habitan sobre la superficie de la lengua, en las cavidades de las encías, en la faringe, detrás de la lengua y entre los dientes. Éstas producen una serie de compuestos sulfurosos volátiles, logrando descomponer las proteínas y, con ello, produciendo aminoácidos que liberan sustancias sulfúricas con malos olores.

Cómo detectar la halitosis

El síntoma más claro de la halitosis es el aroma desagradable proveniente de la boca. Pero también hay otros a los que puedes prestar atención, para reconocer la condición y así aplicar una solución más efectiva:

  • Tener la lengua de color blancuzco o amarillento
  • Sentir la cavidad bucal algo pastosa, con saliva espesa
  • Sentir los dientes algo ásperos, al igual que las encías
  • Tener un sabor desagradable, en especial durante la mañana

También puedes notar síntomas de tipo social, que pueden advertirte sobre tu mal aliento sin que lo hayas detectado:

  • Tus amigos y familia te preguntan si has lavado tus dientes, aún cuando lo acabas de hacer
  • Tus amigos o compañeros de trabajo te ofrecen goma de mascar o caramelos de menta a menudo
  • La gente tiende a alejar tu rostro al hablar contigo, o miran tu boca al hacerlo

"El síntoma más claro de la halitosis es el aroma desagradable proveniente de la boca. Pero también hay otros a los que puedes prestar atención."

¿Qué hacer si tienes halitosis?

El primer paso al notar la halitosis es aumentar la higiene bucal, con enjuagues, cepillado, y una necesaria e inevitable visita al odontólogo, quien podrá verificar la presencia de infecciones y condiciones particulares, y podrá también recomendarte productos de higiene bucal adecuados para ti.

Con una higiene regular y una adecuada alimentación, tu aliento debería permanecer fresco y agradable, así como la sensación general en toda tu boca.

Tratamiento para la halitosis

Cómo curar la halitosis

El mal aliento o halitosis es un mal común a muchas personas. Sea por enfermedades o condiciones bucales, por una mala digestión, incluso por no haber comido en un largo período de tiempo, o por haber dormido sin una higiene bucal correcta, este incómodo aroma puede interrumpir tus actividades diarias.

Te gusta esta nota?