Siempre se ha dicho que el consumo de sal (sodio) es perjudicial para la hipertensión arterial (tensión alta), pero porque?. Esto se debe a que el exceso de sal en el cuerpo produce retención de líquidos y por lo tanto aumento de la tensión. Cuanto menos sodio o sal contenga la dieta alimentaría, será más sencillo eliminar el mismo por la orina y así evitar la hipertensión.

Para suplantar la sal como condimento, podemos condimentar las comidas con hierbas aromáticas como albahaca, tomillo, comino, estragón, laurel, orégano, perejil y especias como pimienta, pimentón o azafrán. También se puede utilizar vinagre de manzana o vino y aceites de girasol u oliva.