Ideas para ir a Dormir con la Mente Relajada

Cuando terminamos el día y nos preparamos para ir a dormir, los malos pensamientos y las preocupaciones hacen su entrada para impedir un descanso reparador.

"Comienza a relajar la mente mediante la respiración. Respira lenta y profundamente, de manera regular y plácida, para que el aire renueve tu cuerpo y lo ayude a relajarse."

Te puede interesar: Consejos naturales para dormir mejor

Por ello, es buena idea aprender a relajar la mente con un simple ejercicio que nos permitirá dejarla libre de obstrucciones y lista para conciliar el sueño, o para comenzar una rutina de meditación.

Ejercicio de relajación de la mente

Como en cualquier ejercicio de relajación, debes alejarte del teléfono, del timbre y de los quehaceres, y recluirte en un espacio tranquilo y acogedor, sin interrupciones. Puedes encender una vela para crear una iluminación tenue, aunque no es imprescindible.

Ahora sí, para empezar esta rutina, debes tomar una posición relajada, cómoda y confortable. Puede ser acostado en una cama, bien derecho, con las manos a los costados del cuerpo y las palmas hacia abajo, o sentado. Para esta caso, hazlo con el cuerpo relajado aunque erguido, las manos sobre el regazo y los pies apoyados en el piso, no colgando, ya sea abiertos o cruzados, según resulte más cómodo.

Ahora, comienza a relajar la mente mediante la respiración. Respira lenta y profundamente, de manera regular y plácida, para que el aire renueve tu cuerpo y lo ayude a relajarse. Ya estarás listo para dar paso a una rutina de imaginación.

Visualización para relajar la mente antes de dormir

  • A diferencia de otros ejercicios, éste tiene designios recomendados. El más utilizado es imaginarte en una sala de cine, espaciosa y confortable, o bien en un cine al aire libre, ya sea sentado en el césped, en una silla o en un autocine.
  • En este momento, debes especificar bien los detalles: de qué color y formato es la silla o la butaca, en qué coche estás, y todos los detalles que quieras para hacer vívida la imagen, mientras continuás con una respiración profunda y regular.
  • En este momento, un aire limpio y puro llega a ti. Mientras lo respiras, ve limpiando tu cuerpo y tu mente, relajándote y revitalizándote. Observa la gran pantalla, y verás cómo allí comienza a aparecer todo lo malo que te está sucediendo.
  • Si haz tenido una discusión, verás ese momento como si fuese un filme. Si tienes un miedo, también se verá allí representado. Observa todo en esta pantalla de cine.
  • Lentamente, verás que se van apagando. Las imágenes comienzan a hacerse borrosas, fuera de foco, y van menguando hasta desaparecer, dejando la pantalla limpia y libre de imágenes. Eres un espectador en esta película que acaba de finalizar. Sólo fue una película, y observa cómo ya terminó, dejándote listo para la siguiente escena que te ofrezca la vida.

"Como en cualquier ejercicio de relajación, debes alejarte del teléfono, del timbre y de los quehaceres, y recluirte en un espacio tranquilo y acogedor."